Tos Ferina, síntomas e importancia de la vacunación.

La Tos Ferina es causada por una bacteria Gram – llamada Bordetella Pertussis , que se transmite por vía aérea y ataca en principio a la vías respiratorias comenzando con una inflamación de la tráquea y los bronquios provocando tos brusca, de tipo espasmódica, tanto que suele venir acompañada de vómitos, asfixia y un ruido brusco y estridente durante la inspiración.


Tras producirse la infección hay un periodo de incubación  que dura normalmente entre siete y diez días. Transcurrido este tiempo la sintomatología comienza como un leve resfriado, es decir tos leve, mocos y estornudos. Al ser confundida con un resfriado común, no es detectada ni tratada, así que transcurridos 7-14 días comienza la tos virulenta y los síntomas respiratorios que hemos comentado anteriormente.

Las complicaciones que surgen más comunes son cierre de glotis y asfixia, rotura pleural y neumotórax, hernias provocada por la tos, úlceras, puede atacar al Sistema Nervioso Central e incluso aparecer infecciones subyacentes provocadas por otros microorganismos que compliquen el pronóstico del paciente.

Desgraciadamente seguimos escuchando casos graves de tos ferina, y los casos más graves  afectan con mayor incidencia a neonatos y lactantes que aún no se han vacunado, siendo a nivel mundial una de las mayores causas de mortalidad evitables por vacunación. De ahí la importancia que tiene vacunarse…desde medicadoo condenamos enérgicamente los movimientos antivacunas, ya que en los países desarrollados la incidencia de esta enfermedad es muy baja y esto sólo es gracias a la vacunación.

 

La administración de esta vacuna está recogida en el calendario vacunal a partir de los dos meses de edad, pero según la Asociación Española de Pediatría están apareciendo casos en adultos y adolescentes por falta de administración de dosis de recuerdo, ya que se está observando que podemos perder inmunidad con el paso de los años. Debido a esto se está recomendando la administración de la DTP (difteria, tétanos, tos ferina) en embarazadas para transmitir anticuerpos al feto y  que puedan servirle como mecanismo de defensa en los dos meses previos a la vacunación.

El tratamiento de elección ante esta enfermedad es mediante el empleo de antibióticos pertenecientes al grupo de los macrólidos, además la detección precoz es muy importante para garantizar la eficacia del tratamiento y disminuir la intensidad y contagiosidad de la enfermedad, de ahí la importancia de acudir al médico o pediatra cuando veamos que algo no va bien.

El mecanismo más efectivo para prevenir es vacunar, desde medicadoo no pararemos de hacer hincapié en la importancia que tiene protegernos sobre posibles epidemias y salvaguardar la salud de los más pequeños, sobre todo cuando algo se puede prevenir.

Recuerda que puedes seguirnos también a través de nuestras Redes Sociales:FacebookTwitterInstagram

Si tienes dudas… puedes hacernos cualquier consulta sobre este u otro tema   ;)y si este artículo te ha parecido interesante, compártelo a través de tus Redes Sociales.

Dejar un comentario

Tu email no será publicado. Campos requeridos *

*