Un dermoconsejo para el fin de semana…. El tónico Facial

El tónico facial aun siendo un elemento primordial en el cuidado de la piel del rostro, lamentablemente  es el gran olvidado. A la hora de buscar un tratamiento adecuado para el cutis, much@s tienden a restarle importancia y no se paran a preguntar sobre sus beneficios.


La función principal del tónico es normalizar nuestra piel, una piel que se ha maquillado, que ha estado todo un día expuesta a agresiones externas, desde humo, sol, viento, radiaciones, etc.  Son los agentes que dejan nuestra piel tensa, le va a costar absorber directamente sin más otros tratamientos que queramos aplicar. En este día a día, el tónico va a actuar como elemento intermedio entre esa limpieza diaria y el tratamiento a aplicar, siendo estas sus acciones principales:

  1. Hidratante.
  2. Refrescante.
  3. Calmante.
  4. Reparador.

En definitiva, prepara la piel de nuestro cutis devolviéndole su elasticidad y adecuándolo para que tolere y absorba mejor los tratamientos que vamos a aplicar sobre este.

¿Cuándo utilizarlo?

Se recomienda siempre por la mañana y por la noche, antes de aplicar nuestro tratamiento rutinario, si no tienes tiempo de hacerlo dos veces al día, por la noche es la opción más acertada, ya que es a estas horas cuando la piel capta y tolera mejor los tratamientos.

Si puedes, utilízalo después de hacer actividades que puedan alterar la barrera cutánea, que van desde ir al gimnasio, ir al campo, a la playa, un día estresante de trabajo, etc.

¿Cómo aplicamos el tónico?

a. La piel debe estar totalmente limpia, primero debemos limpiar muy bien nuestro cutis utilizando los productos adecuados, leche desmaquillante si estamos maquillad@s, jabón, si utilizamos algún producto de limpieza especial, etc. La piel y los poros deben quedar libres de residuos que puedan dificultar la acción de los tratamientos a aplicar.

b. Una vez que la piel está limpia, aplicamos el tónico, lo haremos humedeciendo un algodón y lo pasaremos suavemente por el rostro, presionando levemente y haciendo movimientos en círculo. En cuestión de segundos notaremos su efecto calmante, una sensación de frescor, de piel relajada, preparada captar mejor su tratamiento.

¿Ves qué fácil?

El tónico es un tratamiento que no debemos dejar de lado, además es recomendable a cualquier grupo de edad siempre que se esté utilizando algún tratamiento facial, así que consulta en tu farmacia y pide asesoramiento sobre el tónico más adecuado a tu tipo de pìel.

Recuerda que puedes seguirnos también a través de nuestras Redes Sociales: FacebookTwitter e Instagram.

Si tienes dudas… puedes hacernos cualquier consulta sobre este u otro tema y si este artículo te ha parecido interesante, compártelo a través de tus Redes Sociales.

Autor

Lalo Gastalver

Farmacéutico Comunitario

Lalo Gastalver es Licenciado en Farmacia y Máster en Marketing Farmacéutico. Mi inquietud por el mundo de la Farmacia me viene desde muy pequeño, mi padre Fernando y mi abuelo Jaime dedicaron su vida a esta bella profesión que llevo desarrollando desde el año 2003 en Fuengirola Málaga. Mi madre me dice que no soy farmacéutico, que soy Boticario como lo fue mi padre. Ahora os preguntaréis ¿Qué diferencia hay? Pues muchas, me encanta escuchar a los pacientes, resolver todas sus dudas, charlar con esos abuelos que te buscan más por conversar un rato que por la dispensación en sí, ayudar a dejar de fumar, a adelgazar y a todo lo que mi formación me permita.

Dejar un comentario

Tu email no será publicado. Campos requeridos *

*