Sálvame, medicamentos y cintas de video

Muchos son los pacientes que alarmados llegan a la farmacia preguntando sobre algún efecto malévolo y hasta ahora desconocido de un fármaco, que casualmente un ilustrado artículo en internet contradice la opinión de un médico, y que como mínimo le plantea al menos la desconfianza sobre si debe o no seguir tomándolo…


Recuerda que el médico vela por la salud de sus pacientes y que ha invertido al menos nueve años de su vida entre Universidad y Especialidad en formación para estar sobradamente preparado para  atenderte, escucharte, diagnosticarte y en la medida de lo posible curarte.

Todos conocemos las enormes ventajas que Internet nos ofrece, sin lugar a dudas la red nos abre un amplio abanico de posibilidades, de información, es más factible estar mejor informados y tener una vida social más placentera ¿Por qué no? Pero al igual que aporta quita, me explico, hay que tener mucho cuidado con lo que se lee, porque al igual que encontramos material productivo, también encontramos mucha mierda hablando claro.

Al ser internet un método  de divulgación rápido y fácil de información, es muy usado por la prensa sensacionalista del medicamento, al más puro estilo Sálvame, un señor o señora que no aporta titulación alguna y que dudo que tengan formación para hacerlo escriben una serie de parrafadas exagerando e incluso a veces sacándose de la manga información negativa sobre un medicamento muy usado, con el único objeto de crear alarma social y que se hable de su página, blog o revista, por favor sálvame!!!

A la Industria Farmacéutica se le pueden achacar muchas cosas, que su principal afán es lucrativo, que si mueven millones y millones y así un largo ect. Pero en lo que a seguridad se refiere no podemos achacarles nada, un medicamento antes de lanzarse al mercado requiere muchos años de investigación y de pruebas tanto en animales como en personas, pruebas que sirvan para avalar su seguridad y eficacia. Además, Sanidad trabaja diariamente, segundo a segundo en velar por que se emplee un código de buenas prácticas en la elaboración, envasado, etiquetado, transporte y dispensación  de los medicamentos y ante el menor indicio de que un medicamento o  partida pueda tener algún defecto se retira del mercado, ojo la mayoría de retiradas son por fallos en prospectos y cartonaje, que no provocan riesgo alguno para la salud.

Es que de verdad, cada dos por tres nos bombardean con artículos poniendo en duda el uso de medicamentos en los que su seguridad y eficacia está sobradamente contrastada. Sin ir más lejos la semana pasada leí un artículo criticando a Lyrica donde se decía que no tenía prácticamente utilidad alguna en el tratamiento del dolor neuropático y que era algo similar a un veneno. Tengo muchos pacientes que usan este fármaco y no es por nada, casi todos han respondido bien al tratamiento y en la mayoría ha habido una mejoría notable en la sintomatología.

Recientemente  hemos sufrido las consecuencias de que algunos padres decidan no vacunar a sus hijos, ¿cómo se dejan llevar por una serie de señores que ponen en entredicho su utilidad? A ver si nos enteramos que las vacunas han salvado millones de vidas, es increíble como tantos padres se dejan llevar por la opinión de un chamán o gurú donde le da una serie de datos que carecen de rigor científico como el falso bulo de los casos de autismo relacionados con la vacunación. Lo triste es que al final pagan los más indefensos, los niños, muchas de las enfermedades para las que están diseñadas las vacunas, pueden matar o dejar graves secuelas en los casos que no exista protección.

Para más inri, hace poco más de un mes el omeprazol iba a provocar una avalancha de pacientes con enfermedad de Alzheimer y de dementes. En la farmacia en la que ejerzo me llegaron a preguntar que si se iban a volver locos porque estaban siendo tratados con inhibidores de la bomba de protones. En este blog encontrareis un artículo que habla sobre esto, pulsa aquí. Diferentes estudios avalan la seguridad y eficacia de este medicamento, al final, y como en demasiadas ocasiones, se trato de una exageración.

Solo puedo decir que en internet escribe mucha gente y desgraciadamente no todos tienen formación para esto, no te dejes guiar por falsos mitos y prensas sensacionalistas que abordan el uso de medicamentos al puro estilo sálvame.

Recuerdas que puedes seguirnos también a través de nuestras Redes Sociales:FacebookTwitter e Instagram

Si tienes dudas… puedes hacernos cualquier consulta sobre este u otro tema 😉 y si este artículo te ha parecido interesante, compártelo a través de tus Redes Sociales.

Dejar un comentario

Tu email no será publicado. Campos requeridos *

*