Vispring…Cómo y cuándo.

Las alergias, la contaminación, el tabaco, un poco de crema que se te ha colado… Son muchas las sustancias que pueden atacar a tus ojos, los irritan y te pueden causar más de un  problema en una cita, una reunión importante o en una entrevista de trabajo. Como tus ojos son el espejo de alma, si alguna de estas situaciones y te ha dado aluna vez el día corre a tu Farmacia que seguro que te dan con tu solución. Hoy os vamos a hablar de una de ellas… el Vispring.

El Vispring pertenece al denominado grupo medicamentos descongestivos de uso oftálmico y está indicado para el alivio sintomático temporal de la conjuntivitis provocada por el humo, viento, agua clorada, luz, alergias y un sinfín de agentes irritantes que podemos encontrarnos en nuestro día a día.

Que no se nos olvide que vispring aunque pueda adquirirse sin receta no deja de ser un medicamento, hay que usarlo con precaución y siempre consultar con tu farmacéutico. De hecho hay muchos casos en los que no se debe usar Vispring, los más importantes son: Hipertensión, diabetes tipo I, hipertiroidismo, queratoconjuntivitis, glaucoma de ángulo estrecho, embarazadas… Además nunca debe administrarse salvo prescripción pediátrica a menores de 2 años.

Es conveniente advertir que hay que asegurarse que la conjuntivitis no sea de tipo infecciosa, ya que requiere otro tipo de tratamientos de prescripción médica. Además, si después de utilizar Vispring los síntomas persisten 48 horas es conveniente acudir al médico.

¿Cómo de usa?

1 a 2 gotas en cado ojo de dos a tres veces al día es la dosis habitual. Al aplicar, con una ligera presión será suficiente para obtener la dosis necesaria, justo después es recomendable parpadear para que el colirio se reparta de forma uniforme.

El envase tendrás que desecharlo en el punto Sigre de tu Farmacia a los 28 días de abrirlo. Para casos de uso muy esporádico dispones de una más cómoda presentación en monodosis, ya que mientras no las abras, podrás conservarlas hasta la fecha de caducidad del envase.

Posibles efectos adversos…

Son poco frecuentes y normalmente de carácter leve, los más comunes son: Quemazón y sequedad ocular, dolor de cabeza, palpitaciones, sudoración, aumento de presión sanguínea… Pero insisto, la frecuencia es muy baja dándose en 1 de cada 1000 pacientes.

Recuerda que puedes seguirnos también a través de nuestras Redes Sociales:FacebookTwitter e Instagram

Si tienes dudas… puedes hacernos cualquier consulta sobre este u otro tema      y si este artículo te ha parecido interesante, compártelo a través de tus Redes Sociales.

Autor

Lalo Gastalver

Farmacéutico Comunitario

Lalo Gastalver es Licenciado en Farmacia y Máster en Marketing Farmacéutico. Mi inquietud por el mundo de la Farmacia me viene desde muy pequeño, mi padre Fernando y mi abuelo Jaime dedicaron su vida a esta bella profesión que llevo desarrollando desde el año 2003 en Fuengirola Málaga. Mi madre me dice que no soy farmacéutico, que soy Boticario como lo fue mi padre. Ahora os preguntaréis ¿Qué diferencia hay? Pues muchas, me encanta escuchar a los pacientes, resolver todas sus dudas, charlar con esos abuelos que te buscan más por conversar un rato que por la dispensación en sí, ayudar a dejar de fumar, a adelgazar y a todo lo que mi formación me permita.

Dejar un comentario

Tu email no será publicado. Campos requeridos *

*