Limpieza facial… fundamental en tu día a día!!!

Sabes ya la importancia de la limpieza facial??? Qué productos son adecuados para cada tipo de piel???

Vamos a intentar resolver este tipo de dudas que tanto nos plantean en la Oficina de Farmacia. Cada vez hay más variedad de productos para la higiene facial, pero no todos son recomendables para cualquier piel, un consejo adecuado es esencial para que notes la mejoría en el estado de su piel.

La higiene facial tiene 2 funciones :
1. Retirar la suciedad acumulada en la piel, evitando que se obstruyan los poros, y por lo tanto evitando alteraciones como los temidos comedones (enlazar con acné).

2. Preparar la piel para un tratamiento posterior, ya sea un producto hidratante, antiedad, para acné, rosácea….

Como hemos dicho en otros post, la limpieza ha de realizarse dos veces al día:

  • Por la mañana: para retirar el sebo, sudor… producimos y acumulamos a lo largo de la noche.
  • Por la noche: para limpiar restos de maquillaje, protección solar, sustancias de desecho, humo de tabaco, polución ( por cierto, muy mencionado en los nuevos lanzamientos de los laboratorios de dermocosmética)…etc.

Pero… Seguro que alguna vez os han surgido alguna de estas dudas…

  • Me lavo la cara tres veces al día porque la tengo tan grasa? Pues… posiblemente no estés usando un producto adecuado, por tanto olvídate del que usas. Lavar la cara más frecuentemente puede suponer una destrucción de la flora bacteriana, y como consecuencia irritación e infecciones.
  • Me lavo la cara por la mañana, pero como no me maquillo, no hace falta que me la lave por la noche. Continuas equivocando… Como hemos explicado antes, sudamos, seguimos produciendo sustancias de desecho, y estamos expuestos a suciedad exógena, como humo de tabaco o polución.

Cada uno tenemos unas preferencias además para realizar la higiene, hay quien prefiere usar agua para el aclarado del producto porque así tiene la sensación de mayor limpieza, y hay quien prefiere usar un disco de algodón.

Encontramos un sinfín de productos, jabones , syndet, leches o cremas limpiadoras, lociones desmaquillantes, geles limpiadores, toallitas desmaquillantes, lociones micelares… más adelante aclararemos las más adecuadas para cada tipo de piel.

Después de la limpieza, deberíamos de aplicar un tónico. Cuando limpiamos el rostro alteramos el pH de la piel, por tanto al aplicar el tónico normalizamos los parámetros fisiológicos y funcionales de la piel, además de terminar de retirar los posibles restos de suciedad que hayan podido quedar y del propio limpiador. Para pieles grasas se aconseja que contengan activos para disminuir secreción sebácea, cerrar los poros (astrigente) y desinfectar la piel. En pieles secas buscaremos emolientes y calmantes.

Una muy buena opción , es el uso de aguas termales, cada marca cuenta con la suya… son productos naturales que no contienen ningún activo añadido pero que de por sí tiene unas propiedades dermatológicas debido a su composión rica en minerales. Pueden ser usadas por todo tipo de pieles.

Entre sus funciones encontramos:
– Activan circulación cutánea.
– Calman la piel.
– Disminuyen el picor.
– Sensación de frescor.

Limpieza facial

Además de la higiene diaria, cada vez somos más conscientes de la importancia de una limpieza más profunda una vez a la semana al menos. Para ello recomendamos usar los exfoliantes y mascarillas.

Exfoliantes: Los exfoliantes tienen la misión de eliminar las capas más superficiales de la piel (células muertas), activan la circulación y desobtura los poros. Generalmente se realiza por acción mecánica. Estos productos incluyen partículas sólidas abrasivas, con una dureza media y por supuesto sin aristas para no dañar la piel.

Cuando éstas partículas se añaden a geles o emulsiones que además contienen tensioactivos espumosos se denominan scrubs.

El mecanismo de acción es por arrastre. Siempre se aconseja aplicarlos con la piel humedecida, dando un masaje , e insistiendo en las zonas donde se acumula más suciedad, como la zona T.
Totalmente desaconsejado para pieles muy sensibles e intolerantes, y con problemas como rosácea.

Mascarillas: Existen una infinidad de mascarillas , tantas como usos tienen, ya que podemos encontrar desde tensoras, hidratantes intensivas, astringentes…

Hoy nos ocupamos de las purificantes, que son las que nos ayudan al ritual de una limpieza completa, sobre todo en pieles grasas con tendencia acnéica.
Compuestas por polvos absorbentes como caolín, carbonato magnésico, dióxido de titanio, óxido de zinc… que absorben por capilaridad el exceso de sebo sobre la piel.
Ha de aplicarse una capa uniforme, evitando el contorno de ojos y labios y dejarla actuar entre 5 y 20 min según el fabricante, y normalmente, este tipo de mascarillas se retiran con agua templada.

Dicho todo esto… vamos con la rutina según tengamos la Piel Grasa o la Piel Seca…

Tengo la piel grasa…algún producto especial para mi rutina de limpieza???

Pues recomendaríamos un gel limpiador, no contienen elementos grasos en su formulación, tienen un alto poder detergente y poco agresivos con la piel. Se aplican con la piel humedecida, dando un ligero masaje con la yema de los dedos y aclarando posteriormente con abundante agua.

Aunque lo más adecuado para realizar la limpieza facial es el uso de agua, hay a quien le resulta más cómodo hacerlo sin ella, por tanto podríamos recomendarle productos como aguas micelares, que se aplican en disco y a golpecitos sobre la piel. Se aconseja usar un primer disco para ojos y labios y un segundo para el resto de la cara.

Sin olvidar el uso de un tónico (en el caso del uso de agua micelar no sería necesario) y del exfoliante en este caso 2-3 veces por semana y la mascarilla con la misma frecuencia que el exfoliante, y siempre después de éste.

Y si tengo la piel seca… qué uso para mi limpieza diaria???

Son pieles con menos capa lipídica , por tanto hay que usar productos que contengan alto porcentaje de grasa , para restablecer esta capa además de limpiar.

Si la higiene se realiza con agua, podríamos recomendar un syndet sobreengrasante, tensioactivos ligeramente ácidos y neutros con alto poder detergente, podemos encontrarlos en forma de pastillas, llamados panes dermatológicos, o como jabones líquidos. Humedecemos la piel, aplicamos con un masaje y aclaramos con abundante agua.

Si preferimos limpieza sin agua, la opción sería leches o cremas limpiadoras, aguas micelares…

Aplicar el tónico si se hace la limpieza con agua.

El uso del exfoliante se limita a una vez a la semana o incluso cada quince días.

La mascarilla evidentemente no debe ser purificante, usaríamos una de hidratación profunda.

2 comentarios

  1. Laura

    Buenas!

    Muy interesante el artículo! Pero tengo una pregunta: en casos de pieles mixtas que es lo recomendable?

    Un saludo.

    • medicadoo

      Buscar un producto adecuado a tu tipo de piel… Por ejemplo para una piel Mixta con tendencia grasa la gama Effaclar puede ser una buena opción.

Dejar un comentario

Tu email no será publicado. Campos requeridos *

*