Obsesión por el bronceado… La tanorexia y el daño solar…

Cada vez somos más conscientes de los daños que puede provocar el astro sol en la piel y somos más conscientes de lo importante que es tomar medidas de protección. Aún así, de forma paralela en los últimos años ha habido un aumento alarmante de personas obsesionadas por mostrar un broceado exuberante. Una obsesión que puede llegar a ser enfermiza, con un componente psicológico importante y que sin lugar a dudas, puede poner en grave riesgo la salud de los que la padecen. Si con la obsesión por la delgadez extrema teníamos la anorexia, ahora con la obsesión por estar morenos y muy bronceados tenemos la tanorexia.

La tanorexia es un tipo de dismorfobia (excesiva critica con su propio físico) que afecta sobre todo a mujeres entre 17 y 35 años. Quienes la padecen, nunca tendrán un nivel de bronceado suficiente, y tratar de alcanzar ese canon de belleza que patológicamente crean en su mente se vuelve obsesivo. Y lo más curioso es que jamás lo alcanzan, ya que su trastorno les impide ver la realidad,  pasando largas horas al sol y lo peor de todo; poniendo en grave riesgo su salud.

Este trastorno fue bautizado como tanorexia por dermatólogos estadounidenses que tras recibir en sus consultas a pacientes con lesiones cutáneas de diversa consideración causadas por un exceso de exposición al sol. Tras su cita, estos pacientes hacían oídos sordos a las recomendaciones de sus dermatólogos y volvían a tropezar en la misma piedra pasando horas y horas al sol tras abandonar las consultas.

Aún así, pese a las campañas que advierten de los riesgos que conlleva tomar el sol de forma imprudente, existe un trastorno que gana adeptos en unos tiempos en los que la  obsesión por el físico prevalece sobre lo intelectual y sobre cualquier tipo de recomendación que alerte sobre los riesgos que pueda tener para la salud.

Tanorexia

No te obsesiones con el Sol…

Recuerda lo primero es tu salud y si quieres ir a la playa o hacer actividades al aire libre en época estival, sigue nuestras recomendaciones expuestas en este blog, que aunque los hallamos expuesto mil veces nunca nos cansaremos de repetirlos, os resumo brevemente el daño solar en función de las radiaciones ultravioletas:

  • UV-C:Estos son los peores…son tóxicos y altamente dañinos,pero…no nos afectan ya que se filtran en su totalidad en la capa de Ozono.
  • UV-B: Estosson filtrados en un 90% por la capa de Ozono. Penetran poco en la piel pero son las que tienen mayor energía. Son los responsables de las quemaduras, eritemas y alrededor del 75% de los efectos carcinógenos causados por la radiación solar.
  • UV-A:No son filtrados por la capa de Ozono. Tienen una mayor penetración en la piel pero menor energía que los UV-B. Son los responsables del fotoenvejecimiento, y del melanoma.

En resumidas cuentas, la tanorexia  provoca que un individuo pase largas horas  al sol de  forma obsesiva, y esto evidentemente conlleva un riesgo para su salud física. Además la tanorexia se convierte con el tiempo en un proceso obsesivo-compulsivo y los que la padecen, en muchas ocasiones sufren de transtornos psíquicos que van desde frustración, ansiedad y depresión. Hay individuos que incluso llegan a sufrir síndrome de abstinencia cuando no pueden estar al sol las horas deseadas.

Recuerda que puedes seguirnos también a través de nuestras Redes Sociales:Facebook,Twitter e Instagram.

Si tienes dudas… puedes hacernos cualquier consulta sobre este u otro tema 😉 y si este artículo te ha parecido interesante, compártelo a través de tus Redes Sociales.