El Farmacéutico… Siempre entre los mejores…

Si traspasas el mostrador de una farmacia y miras hacia su interior verás algo más que medicamentos, recetas y batas blancas. Una rebotica es algo más que el interior de un  negocio, es una zona donde farmacéuticos y auxiliares trabajan, velan por sus pacientes, se consultan, buscan soluciones a problemas para una vez salir al mostrador sepan dar la respuesta adecuada, todo aderezado con un olor característico a medicamentos y cremas en un ambiente de lo más familiar.

 

El farmacéutico, antes de formar parte del equipo de una farmacia pasa por cinco años de formación universitaria donde alterna asignaturas (bastante complicadas por cierto) con prácticas de laboratorio, haciendo de él un profesional versátil, multidisciplinar y sobradamente cualificado para ejercer una amplia gama de especialidades y trabajos de responsabilidad.

el-farmaceuticosiempre-entre-los-mejores

Somos los mejores…

Cuando sales al mostrador y comienzas a tratar a tus pacientes, llega momento que algo  empieza a cambiar en tu interior, comienzas a interactuar con tus pacientes, te relacionas con ellos, conoces sus problemas, se hacen padres y madres, te comentan cómo acabó el partido, si les gusta o no el presidente del gobierno, si el banco le ha concedido una hipoteca o qué le van a regalar a sus nietos por navidad. Formas parte de sus vidas y te conviertes en algo esencial para ellos, llega un momento que les coges un afecto tan grande que dejas a un lado tu formación científico sanitaria para dar rienda suelta a tu lado más humano, es justo este momento cuando ya no eres simplemente un farmacéutico y pasas a ser un Boticario con mayúsculas.

Un farmacéutico siempre estará ahí, al pie del cañón, a disposición del paciente a cualquier hora, en noche buena, el Saturday night o un domingo cualquiera. Alguien a quién puedes consultar cualquier duda sobre tu salud sin necesidad de llevar dinero en la cartera, alguien que sabe traducirte los jeroglíficos  de las recetas escritas por el médico, alguien que te da dos palmadas en el hombro cuando las necesitas, alguien que es tu amigo, tu vecino, alguien que forma parte de tu barrio, en definitiva alguien que te cura y te cuida ¿Sabes por qué? Porque velar por tu salud es la razón para la que se nos ha formado y es lo mejor que sabemos hacer.

Pincha aquí...y siguenos en facebookEn el mostrador de una farmacia nuestra formación universitaria nos permite dispensar medicamentos, resolver dudas sobre cumplimiento posológico, interacciones, reacciones adversas, atención farmacéutica, formulación magistral…. Pero también sabemos escuchar, involucrarnos  y formar parte de la vida de nuestros pacientes, algo muy necesario cuando estás enfermo, tienes problemas  o te haces mayor y eso es porque un día cualquiera dejamos de ser simples farmacéuticos y nos convertimos en auténticos Boticarios.

Recuerda que puedes seguirnos también a través de nuestras Redes Sociales:FacebookTwitter e Instagram

Si tienes dudas… puedes hacernos cualquier consulta sobre este u otro tema   😉 y si este artículo te ha parecido interesante, compártelo a través de tus Redes Sociales.

2 comentarios

  1. Estefania Santana galindo

    Me gusta mucho este post

    • medicadoo

      Muchas gracias Estefania, nos sobran motivos para apoyar a nuestra profesión.
      Gracias por seguirnos.

Dejar un comentario

Tu email no será publicado. Campos requeridos *

*

*