Los Probióticos Vaginales y su acción en la prevención y tratamiento de la Vaginosis y Vaginitis en la mujer.

Hoy la temática va sobre ellas, sobre la mujer… En concreto, este post está dedicado a la zona íntima femenina y a su flora vaginal. Donde abordaremos temas como qué altera esa flora y por qué su déficit está relacionado con problemas de vaginosis y vaginitis bacteriana. Así que chicas, prestad atención… Bueno y chicos también, que seguro que  todos tenemos a más de una mujer que nos importa en la vida.


¿Qué es la flora vaginal?

La flora o microbiota vaginal son microorganismos que colonizan la cavidad vaginal durante las diferentes etapas de la vida de la mujer y presentan propiedades beneficiosas. Esta colonización, es facilitada ya que la mucosa vaginal, está recubierta por una secreción rica en nutrientes y aminoácidos, siendo así un medio idóneo para que estos microorganismos amigos proliferen. Además, en esta zona encontramos una elevada concentración de fagocitos, linfocitos… y otras sustancias y células con acción defensiva que evitan la proliferación de agentes patógenos.

¿Qué función tiene la flora vaginal?

La principal función de la microbiota propia de la mujer es defensiva, cooperando en la protección de la zona íntima y en la prevención de infecciones. Esta acción protectora se debe a que compiten con los agentes patógenos que intentan proliferar en esta zona, en muchos casos incluso impiden que se adhieran a la mucosa. Otro factor a tener en cuenta es que la flora vaginal sintetiza sustancias antimicrobianas como ácidos orgánicos, agua oxigenada y bacteriocinas.

[bctt tweet=»La flora vaginal sintetiza sustancias antimicrobianas como ácidos orgánicos, agua oxigenada y bacteriocinas…» username=»@medicadoo.es»]

¿Qué factores pueden alterarla?

  • La edad: La secreción que recubre la mucosa vaginal y facilita el desarrollo de estos microorganismos beneficiosos, disminuye con el paso de los años, siendo mayor en las edades fértiles de la mujer.
  • Hormonales: También relacionados con la edad, ya que durante la menopausia desciende la producción de estrógenos y esto afecta negativamente también a la cantidad de secreción que protege y lubrica esta zona.
  • Tratamientos antibióticos: Su acción antibacteriana puede provocar alteraciones del medio.
  • Hábitos higiénicos como duchas vaginales, exceso de lavados o el uso de productos de higiene inadecuados puede alterar la flora vaginal.
  • Otros factores como el estrés, alteraciones nutricionales, cuerpos extraños como el uso de tampones… pueden dañar también esta microflora.

[bctt tweet=»El uso de antibióticos puede alterar la flora vaginal…» username=»@medicadoo.es»]

¿Qué problemas acarrea para la salud su déficit?

Son varios, que van desde problemas de sequedad, molestias e irritación, más bien relacionados con el déficit de estas secreciones que sirven de medio a estas bacterias amigas, hasta problemas relacionados con el déficit defensivo, facilitándose la proliferación de otros patógenos responsables de infecciones tan molestas en la zona íntima de la mujer.

Este déficit de micrfoflora, como he comentado va a facilitar la proliferación de microorganismos patógenos, que alteran el pH de la zona y la densidad del flujo. Esto es lo que se conoce como vaginosis que si no se trata y se ponen los medios oportunos, puede empeorar a una vaginitis, que cursa con Inflamación de la mucosa vaginal, produciendo picor, molestias al orinar e incluso dolor en determinadas situaciones como en las relaciones sexuales.

Una vaginitis no tratada, puede acarrear problemas serios más que picores y molestias, ya  que estos microorganismos patógenos pueden ascender por el aparato genital y producir problemas más graves  como por ejemplo la enfermedad inflamatoria pélvica, que puede llegar a generar infertilidad en la mujer.

[bctt tweet=»Una vaginitis no tratada, puede complicarse y desembocar en una enfermedad inflamatoria pélvica, que puede llegar a generar infertilidad en la mujer.» username=»@medicadoo.es»]

¿Qué son los probióticos vaginales?

Resumiendo, los probióticos vaginales son cepas bacterianas, lactobacilos normalmente con capacidad para permanecer y colonizar la zona vaginal, con actividad antimicrobiana, que compitan con microorganismos patógenos e impidan además la adhesión de estos a la mucosa vaginal y que no posean resistencia transmisible a antibióticos.

¿Cuándo se recomienda el uso de probióticos vaginales?

Son útiles como coadyuvantes en el tratamiento y prevención de vaginosis y vaginitis bacteriana. Por eso se recomiendan tras el tratamiento con antibióticos y como preventivos en mujeres con infecciones recurrentes de infecciones vaginales y urinarias.

La mayoría de los microorganismos responsables de colonizar y provocar infecciones en esta zona son muy sensibles al medio ácido y a las sustancias antimicrobianas sintetizadas por la microbiota vaginal.

Recuerda que puedes seguirnos también a través de nuestras Redes Sociales:FacebookTwitter e Instagram

Si tienes dudas… puedes hacernos cualquier consulta sobre este u otro tema    y si este artículo te ha parecido interesante, compártelo a través de tus Redes Sociales.

Autor

Lalo Gastalver

Farmacéutico Comunitario

Lalo Gastalver es Licenciado en Farmacia y Máster en Marketing Farmacéutico. Mi inquietud por el mundo de la Farmacia me viene desde muy pequeño, mi padre Fernando y mi abuelo Jaime dedicaron su vida a esta bella profesión que llevo desarrollando desde el año 2003 en Fuengirola Málaga. Mi madre me dice que no soy farmacéutico, que soy Boticario como lo fue mi padre. Ahora os preguntaréis ¿Qué diferencia hay? Pues muchas, me encanta escuchar a los pacientes, resolver todas sus dudas, charlar con esos abuelos que te buscan más por conversar un rato que por la dispensación en sí, ayudar a dejar de fumar, a adelgazar y a todo lo que mi formación me permita.