Lo que debes saber sobre… Levobel

La seguridad y el bienestar de la mujer nos importa y mucho, y somos conscientes que tener una vida sexual segura y saludable es vital en su día a día. Por eso vamos a hablaros hoy de Levobel, un tratamiento hormonal anticonceptivo combinado. ¿Sabías que  este tipo de tratamientos, son uno de los métodos anticonceptivos reversibles más fiables si se utilizan correctamente?



 ¿Qué es Levobel?

Levobel es un anticonceptivo, y se utiliza para evitar el embarazo no de urgencia. Cada comprimido contiene una pequeña cantidad de dos hormonas femeninas diferentes, levonorgestrel y etinilestradiol. Debido a esto, es por lo que se le llaman anticonceptivos combinados, porque como he comentado, contienen más de una hormona diferente.

¿Cómo se toma Levobel?

Primero comentar que es un medicamento sujeto a prescripción médica, solo debes tomarlo si tu médico o ginecólogo te lo ha prescrito. Una vez que empieces a tomarlo, debes saber que se pueden tomar con o sin alimentos y lo más aconsejado es tomarlo todos los días a misma hora.

Si eres de las que tienen mala memoria, Levobel como muchas anticonceptivas contienen unas tiras adhesivas con los días de la semana. Coge la tira que comience con el día de la semana y pégala en el blíster donde pone coloque la tira aquí…, haciéndola coincidir tu día de inicio con el primer comprimido del blíster, así sabrás por dónde vas o si tienes la típica duda de si lo has tomado o no, podrás comprobarlo y evitar sustos y quebraderos de cabeza.

Como sabrás, deberás tomarlas durante 21 días y posteriormente hacer los 7 días de descanso donde te bajará la menstruación. Esos 7 días no tomarás tus anticonceptivas, a no ser que estás tomando la opción Levobel Diario, que lleva 7 pastillas carentes de efecto farmacológico, es lo que se conoce como placebo, pensadas para aquellas mujeres a las que le es más fácil tener una continuidad y no interrumpir el tratamiento. Estas 7 pastillas las podrás diferenciar del resto porque son de color blanco y me repito, no hacen absolutamente nada, su único objetivo es recordatorio.

[bctt tweet=»Las pastillas anticonceptivas, como norma general, deberás tomarlas durante 21 días y posteriormente hacer los 7 días de descanso…» username=»@medicadoo.es»]

Ah!!! Recuerda que al octavo día deberás continuar tu tratamiento, aunque hubiera algo de sangrado…

¿Cómo empezó a tomar Levobel?

  •  Si no estás tomando ningún tratamiento anticonceptivo…

En este caso, deberás hacer coincidir tu primera toma con el primer día de menstruación, es lo más aconsejado. Sólo así estarás protegida del embarazo desde el primer día. En cambio si ya han pasado 2-5días deberás utilizar el preservativo durante al menos 7 días.

[bctt tweet=»Cuando empieces por primera vez con tus anticonceptivas, lo más correcto es comenzar con tu primer día de menstruación…» username=»@medicadoo.es»]

  • Si estás en tratamiento con otros anticonceptivos vía oral…

Es importante comenzar el tratamiento justo al día siguiente de la última dosis activa del tratamiento anterior. Solo así garantizarás estar protegida frente a un embarazo no deseado. Si estás en el periodo de descanso, tómalo a más tardar tras el 7º día de descanso y comienzas un nuevo ciclo.

  • ¿Has sido madre…?

Primero decirte que enhorabuena, segundo comentarte que puedes comenzar con Levobel entre 21 y 28 días después del parto. Si usted comienza más tarde del día 28, debe utilizar el preservativo durante al menos, los 7 primeros días del uso de Levobel.

[bctt tweet=»Si has sido madre, puedes comenzar con tus anticonceptivas entre 21 y 28 días después del parto… Así no necesitarás usar el preservativo…» username=»@medicadoo.es»]

¿Se te ha olvidado tomar Levobel…?

 Tenemos un post dedicado a este tema, de todas formas vamos a resumirte los puntos más importantes:

  •  Han pasadomenos de 12 horas, la protección frente al embarazo no disminuye. Tome el comprimido tan pronto como se acuerde y sigue con tu tratamiento habitual.
  • Han pasadomás de 12 horas, la protección frente al embarazo puede reducirse y deberás seguir algunas recomendaciones. Pincha aquí si quieres saber más sobre este tema.

¿Quieres retrasar tu menstruación?

No es lo más aconsejable, y siempre que decidas hacerlo, es conveniente comunicárselo previamente a tu médico o ginecólogo. Pero ante la llegada de eventos importantes como una boda, un viaje, o lo que sea,  existe esta opción. Lo que se hace en estos casos es continuar con un nuevo envase tras el día 21, después del segundo envase, obligatoriamente, debes cumplir  los 7 días de descanso. Hay veces que en estos casos puedes sufrir un sangrado leve.

¿Quieres cambiar tu día de menstruación?

Si siempre comienzas el sangrado un día de la semana que no te interesa, por ejemplo un viernes, podrás modularlo. ¿Cómo? Si tu día de descanso comienza habitualmente los viernes y quieres cambiarlo a los martes (3 días antes), comience  un nuevo envase 3 días antes de lo habitual. Esto es un ejemplo, podrás no sufrir sangrado al acortar los días o sufrir un sangrado leve, pero ponlo siempre en conocimiento de tu médico.

¿Cuáles son las reacciones adversas más frecuentes?

Si las padeces estas u otras reacciones deberás comunicárselo a tu médico o farmacéutico. Las más frecuentes son: Cambios de humor, depresión, dolor de cabeza, náuseas, dolor abdominal, dolor en las mamas y aumento de sensibilidad, aumento de peso.

Recuerda que puedes seguirnos también a través de nuestras Redes Sociales:FacebookTwitter e Instagram

Si tienes dudas… puedes hacernos cualquier consulta sobre este u otro tema    y si este artículo te ha parecido interesante, compártelo a través de tus Redes Sociales.

Autor

Lalo Gastalver

Farmacéutico Comunitario

Lalo Gastalver es Licenciado en Farmacia y Máster en Marketing Farmacéutico. Mi inquietud por el mundo de la Farmacia me viene desde muy pequeño, mi padre Fernando y mi abuelo Jaime dedicaron su vida a esta bella profesión que llevo desarrollando desde el año 2003 en Fuengirola Málaga. Mi madre me dice que no soy farmacéutico, que soy Boticario como lo fue mi padre. Ahora os preguntaréis ¿Qué diferencia hay? Pues muchas, me encanta escuchar a los pacientes, resolver todas sus dudas, charlar con esos abuelos que te buscan más por conversar un rato que por la dispensación en sí, ayudar a dejar de fumar, a adelgazar y a todo lo que mi formación me permita.