Medicamentos y conducción…mala combinación

Existen un montón de factores que pueden ocasionar un accidente de tráfico, muchos son totalmente imprevisibles… sin embargo, uno de los evitables y que muy a menudo se menosprecia es el consumo de medicamentos.



El consumo de alcohol, drogas, las imprudencias, el exceso de velocidad o un simple descuido esta detrás de una mayoría de accidentes de trafico… sobre todos estos factores, los farmacéuticos poco podemos hacer, mas allá de sumarnos a las múltiples campañas que desde diversos organismos se ponen en marcha.

Sin embargo, parece que hay una circunstancia a la que creo que no se le presta suficiente atención, el consumo de medicamentos… y ahí si… en este caso los farmacéuticos tenemos muuucho que decir y claro… que aconsejar.

Según datos del Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos y del Instituto Nacional de Toxicología, en los países de la Unión Europea, en torno al 10% de los conductores circulan bajo la influencia de medicamentos, esto hace que el riesgo de verse implicado en un siniestro se multiplica por dos en estos casos. Además en España, aproximadamente un 17% de los conductores utilizan medicamentos de forma crónica, y de estos, en torno al 61% usan dos o más medicamentos y en el 5% de las víctimas por accidente de tráfico se detectó algún medicamento.

El riesgo de verse implicado en un siniestro se multiplica por dos si estas tomando medicación... mucha precaución!!! Clic para tuitear

El dibujo de el coche que aparece en las cajas de medicamentos

Desde el año 2007 se exige que todos los medicamentos que afecten a la capacidad de conducir o manejar maquinaria, incluyan en su cartonaje un pictograma… este pictograma consiste en un triángulo equilátero rojo con el vértice hacia arriba y un coche negro en el interior sobre fondo blanco, muy similar a una señal de tráfico, con la leyenda “Conducción: ver prospecto”

 

¿Qué medicamentos llevan este pictograma? ¿Todos? No… todos no,conviene evitar el uso indiscriminado de esta señal, para esto se estableció un grupo de trabajo que reviso todos los medicamentos disponibles en España valorando la existencia de estudios específicos sobre la capacidad de conducción en relación con ese principio activo y la frecuencia de reacciones adversas asociadas a medicamentos que contienen ese principio activo y que puedan afectar a la capacidad para conducir y utilizar máquinas.

Pues bien, cuando existen los estudios, o cuando esas reacciones adversas aparecen en más del 10% de los casos se coloca este símbolo… por lo tanto te conviene hacer caso a esta advertencia.

Medicamentos y conducción

Como ya hemos comentado existen multitud de factores que están implicados en los accidentes… si nos centramos en nuestra área, los medicamentos, estos pueden afectar a la conducción debido a:

  • El efecto que produce el medicamento: En este caso el propio efecto del medicamento es el factor de riesgo… el ejemplo que ilustra perfectamente esto es el de los fármacos sedantes o ansiolíticos.
  • El efecto secundario o reacción adversa del medicamento: En este caso un efecto secundario que causa este medicamento es el factor de riesgo para sufrir un accidente.
  • También por la asociación de medicamentos principalmente con alcohol: Mención aparte merece esto… aquí la culpa no la tiene el pobre medicamento… la tiene el descerebrado que no le basta con tomar alcohol y coger el coche, además es tan tonto que lo hace mientras consume algún medicamento.

Entre los medicamentos que pueden afectar a la conducción encontramos:

  • Hipnótico – Sedantes: Son los que todos tenemos en mente, los medicamentos perteneciente a la familia de las Benzodizepinas, estos medicamentos no solo producen o inducen sedación, también, y como ya hemos explicado, son fármacos que producen tolerancia y dependencia y una retirada abrupta de ellos puede ocasionar un síndrome de abstinencia.

Por supuesto,consumir este tipo de medicamentos junto con alcohol es lo peor que puedes hacer, ya que su efecto se potencia

  • Antitusivos: En este caso vamos a hablaros de dos muy comunes:
    • Codeina: Un potente antitusivo, y también existe en diferentes medicamentos junto a analgésicos. Pues bien la codeina, cuenta entre sus efectos secundarios muy, muy frecuente la somnolencia. Y además al se un depresor del Sistema Nervioso Central, esa somnolencia se ve reforzada si se consume alcohol.
    • Dextrometorfano: Hacemos referencia al Dextrometorfano ya que es el antitusivo más común… si eres de los que no hace caso a tu farmacéutico y te acabas el bote de jarabe en dos días (abuso)… ten mucho cuidado porque esa somnolencia que en circunstancia normales no es muy común, en el caso del abuso si lo es.
  • Antihistaminicos: Sobre todo los antihistamínicos de primera generación tienen como efecto secundario una somnolencia… de las buenas
    • Clorfenamina: Seguro que conoces el típico Polaramine… la somnolencia es su principal efecto secundario.
    • Difenhidramina: Se trata del antihistamínico que llevan la mayoría de los anticatarrales, la somnolencia es su principal efecto secundario.
    • Hidroxizina: Aunque no se trata de un antihhístaminico, si se prescribe muy a menudo para picor o urticaria, su nombre comercial es Atarax… pues este medicamento también es capaz de producir mucha somnolencia

En los tres casos que os hemos descrito el alcohol va a potenciar esa somnolencia… no seas borrico y no los mezcles.

  • Analgésicos Opiáceos: Se trata de analgésicos derivados del Opio ¿Opio? Si,si… como lees ¿pero eso sera muy raro? Bueno son medicamentos tan dispensados como el Tramadol o la Codeína, y también la Morfina… mucha precaución al conducir por, como puedes imaginar, la somnolencia que pueden llegar a producir.
  • Relajantes Musculares: Ademas de las benzodiazepinas que se usan como relajantes musculares, existen otros medicamentos que también cumplen esa función re relajantes musculares y entre otros efectos, producen somnolencia, ataxia o visión borrosa ¿Cuáles son estos relajantes?
    • Metocarbamol, comercialmente el Robaxisal.
    • Ciclobenzaprina, comercialmente Yurelax.
    • Baclofeno,comercialmente Lioresal.
  • Insulina: Especial atención deben tener los diabéticos insulino dependientes, ya que pueden sufrir hipoglucemias severas, con la posibilidad de sufrir mareos o desmayos.
  • Antibióticos: Algunos antibióticos pertenecientes al grupo de las Cefalosporinas y antibacterianos como el Metronidazol al consumirlos con alcohol pueden ocasionar el llamado Efecto Antabus, llegando a producir palidez, debilidad, vértigo y nauseas que se torna a vómitos violentos con calambres abdominales,y en los casos más graves afectar al corazón y aparecer convulsiones.
  • Antifúngicos: Al igual que los anteriores, algunos antifúngicos son capaces de desarrollar un Efecto Antabus al combinarlos con alcohol como el Ketoconazol.

Algunas recomendaciones

  • Si vas a comenzar algún tratamiento medico… especialmente antidiabéticos, antihipertensivos, deja pasar unos días hasta que el tratamiento este estabilizado.
  • Mucho ojo con los pacientes que están medicados con Antipsicoticos, Antiparkinsonianos o Antiepilépticos…y no solo por los efectos secundarios de la medicación, sino por los síntomas propios de las enfermedades.
  • Mucha precaución con la edad, ya que en pacientes de edad avanzada el metabolismo de algunos de los medicamentos de los que hemos hablado se encuentra disminuido y pueden producir un efecto acumulativo.

Así que mucha… pero que mucha precaución con el coche y con tu medicación.

Recuerda que puedes seguirnos también a través de nuestras Redes Sociales: FacebookTwitter e Instagram.

Si tienes dudas… puedes hacernos cualquier consulta sobre este u otro tema y si este artículo te ha parecido interesante, compártelo a través de tus Redes Sociales.

Autor

Pablo García

Farmacéutico Comunitario

Pablo García es Licenciado en Farmacia por la Universidad de Granada y Master en Marketing Farmacéutico. Apasionado del consejo farmacéutico desde hace más de 14 años ejerzo de farmacéutico comunitario. La misión de Medicadoo es difundir, explicar, dar a conocer… todo lo que un usuario puede encontrar en una farmacia… enmarcado en nuestra principal razón de ser… el consejo farmacéutico.

Dejar un comentario

Tu email no será publicado. Campos requeridos *

*