¿Que factor de protección solar necesito? ¿Cuál es mi fototipo?

Ya casi tocamos el verano con las manos… lo tenemos ahí, a la vuelta de la esquina, y es en esta época del año cuando los sanitarios hacemos mayor hincapié en la necesidad de protegerse del Sol de una manera adecuada.


Debemos prestar atención todo el año,aunque también es cierto que es en esta temporada de primavera verano cuando la intensidad de las radiaciones es mayor y cuando también exponemos al Sol partes de nuestro cuerpo que el resto del año permanecen resguardadas.

Uno de los aspectos que debemos tener claro es con que nivel de protección de contar nuestro protector solar… ¿Cuál es el Factor de Protección Solar adecuado para nosotros? y a eso vamos a ayudarte en este post.

¿Qué es el  Factor de Protección Solar (FPS o SPF) de un protector solar?

El SPF o FPS de un protector solar es la característica más visible, se trata de el famoso número que observamos en el envase, el 50, 30 ó 15, y por el que el 100% de los mortales nos guiamos para saber que nivel de protección solar tiene el producto.

Este SPF nos indica el número de veces que protector solar es capaz de aumentar la capacidad de defensa de nuestra piel frente al eritema o enrojecimiento que sucede previo a la quemadura, por lo tanto el valor que indica ese FPS… solo hace referencia al índice de protección frente a la Radiación UV-B

¿Qué significa este rollo que te acabo de contar? Pues que si un individuo es capaz de permanecer el primer día de exposición 10 minutos bajo el sol sin quemarse, con un protector solar con un FPS 25, esa protección natural se multiplicaría por 25. Pero no te emociones… todo esto se mide en situaciones ideales, es decir aplicando la cantidad correcta de producto y con la antelación necesaria, cosa que en la mayoría de las veces no ocurre

Estos valores se establecen según el método de la COLIPA, de tal manera que los SPF se clasifican como:

  • Protección baja: 6-10
  • Protección media: 15-25
  • Protección alta: 30-50
  • Protección muy alta: 50+

¿Y que te cuento de la protección frente a la radición UVA?

Ya te hemos contado más de un millón de veces que los rayos UV-A son los responsables del fotoenvejecimiento: arrugas, manchas… y en último término cáncer de piel… por lo que resulta imprescindible que nuestro protector solar nos proteja convenientemente frente a esta radiación UV-A.

Para saber si una crema solar sigue las recomendaciones de la Unión Europea en cuanto a la protección frente a radiación UV-A es necesario que en el envase aparezcan las siglas UVA dentro de un círculo.

Si ese símbolo aparece quiere decir que la protección es adecuada y ese protector solar te protege frente a los rayos UVA al menos un tercio  1/3 de lo que lo hace frente a los rayos UVB… ¿un poco lío, verdad? Bueno, lo importante es que busques un protector solar en el que aparezca el símbolo de el circulo con la palabra UVA en su interior ¿ok?

Protegerse del Sol es la mejor idea que puedes tener… si necesitas un protector solar, pincha aquí

 

Sabiendo todo esto ya… ¿Que FPS es el adecuado para tí?

Muy fácil… a la hora de elegir un protector solar con una determinado FPS tienes que tener en cuenta tu  Fototipo.

¿Qué es el Fototipo? Se trata de la capacidad de adaptación que tiene cada individuo frente a la radiación UV… Existen varias clasificaciones diferentes de esto de el fototipo, aunque la más usada es la del dermatólogo estadounidense Dr. T. Fitzpatrick.

Este Dr. T Fitzpatrick clasifica a las personas en función de la capacidad de bronceado, la aparición de quemaduras, el color del cabello, de los ojos y de la piel que habitualmente no esta expuesta al sol (como los tobillos, o la parte anterior de las rodillas).

Y en función de todas estas características clasifica a las personas en 6 tipos diferentes de Fototipos:

  • FOTOTIPO I: Los que pertenecen a este grupo presenta como características que siempre se queman y nunca se broncean. Son individuos de piel muy clara, ojos azules y pelirrojos y el color de la piel no expuesta al sol es blanco-lechoso.
  • FOTOTIPO II: En este caso los individuos que presentan este fototipo se queman fácilmente aunque si se broncean ligeramente… se trata de personas con pelo rubio, los ojos azules o verdes y la piel es blanca.
  • FOTOTIPO III: Se trata de personas que se queman moderadamente y consiguen un bronceado de manera gradual. Es el fototipo prototipo de los europeos… aquí la piel también es blanca.
  • FOTOTIPO IV: En este caso los individuos se broncean fácilmente y la quemadura se produce de manera ocasional. Aquí la piel de este grupo es morena y el pelo y los ojos son oscuros.
  • FOTOTIPO V: Las quemaduras son muy raras y el bronceado es muy rápido e intenso. El color de la piel no expuesta al sol es morena y es el fototipo de la raza árabe, india.
  • FOTOTIPO VI: Se trata del fototipo de la raza negra… no se queman nunca, la piel no expuesta al sol es negra, y los ojos y el pelo es oscuro.

Por lo tanto, es fácil deducir que a menor fototipo mayor riesgo de sufrir una quemadura, así que conocer tu fototipo es una excelente herramienta a la hora de protegerte del sol y elegir el fotoprotector adecuado…  a menor fototipo, necesitarás un mayor FPS.

Siempre debes tenerlo en cuenta… y recuerda que debes exponerte al sol con seguridad y que aunque uses protectores solares con SPF alto, también vas a conseguir broncearte… eso si, de una manera mucho más segura.

Por cierto… si necesitas un protector solar, pincha aquí

Recuerda que puedes seguirnos también a través de nuestras Redes Sociales: FacebookTwitter e Instagram.

Si tienes dudas… puedes hacernos cualquier consulta sobre este u otro tema y si este artículo te ha parecido interesante, compártelo a través de tus Redes Sociales.

Autor

Pablo García

Farmacéutico Comunitario

Pablo García es Licenciado en Farmacia por la Universidad de Granada y Master en Marketing Farmacéutico. Apasionado del consejo farmacéutico desde hace más de 14 años ejerzo de farmacéutico comunitario. La misión de Medicadoo es difundir, explicar, dar a conocer… todo lo que un usuario puede encontrar en una farmacia… enmarcado en nuestra principal razón de ser… el consejo farmacéutico.

Dejar un comentario

Tu email no será publicado. Campos requeridos *

*