5 Tips nutricionales para mantener a raya tu colesterol

Seguimos con las pautas nutricionales del colesterol. ¿Te suena eso de no chupar la cabeza de las gambas? ¿Es verdad que hay que evitarlo en casos de aterosclerosis? ¿Es todo el marisco perjudicial? Y El huevo… ¿De verdad que comer huevo no es perjudicial? Qué lío,  ¿Verdad? Y ya que estás pensativo…Habrás escuchado que beber vino “es sano”, ¿No? Pues a parte de decirte que NO lo es te invitamos a leer más pautas nutricionales para poner a raya el colesterol.

5 Tips nutricionales para mantener a raya tu colesterol

1.- No chupes la cabeza de las gambas: Aunque tu cuñado te diga que “no sabes comer” las personas con ECV deben evitar esta costumbre, la parte de la cabeza es la que contiene más colesterol a parte de metales pesados.

2.- Si te gusta el marisco mejor los mejillones: Te hemos dicho que consumas pescado, claro que sí. Pero cuidado con el marisco. Las gambas y los calamares, por ejemplo, tienen 200mg de colesterol por cada 100g. En cambio, los mejillones contienen 62mg por cada 100g.

3.- No te pases con el queso: Tampoco te alarmes, depende del tipo de leche de procedencia y el proceso de curación tendrán más o menos colesterol. Los más curados y los de untar son los que tienen más colesterol. Te dejamos una lista de los que deberías restringir en tu cesta de la compra o limitar solo en ocasiones especiales: el brie, el camembert, el parmesano, el gouda, los de untar y los “tipo quesito”. Sin embargo, puedes poner en tu cesta de la compra sin remordimiento los quesos frescos tipo “burgos” y los quesos de oveja que no estén muy curados.

4.- Te aseguramos que SÍ puedes comer huevo: No existe evidencia científica suficiente para limitar el consumo de huevo a 3 por semana como se hacía históricamente. Estos estudios anteriores eran estudios observacionales de grupos muy numerosos de personas donde existían otros factores y como hemos mencionado antes no existe suficiente evidencia científica. Si te gusta el huevo y te sienta bien… ¡Consúmelo! Además, un último dato en defensa del huevo es que la yema contiene selenio, un antioxidante que no te hemos nombrado en el primer punto porque ya te hemos avisado que existen miles. Aunque no sé, el selenio nos produce especial simpatía…ya te hablaremos de él en otra publicación.

5.- Cuidado con el vino:  Así como con el huevo se nos hacía creer que era el malo de la película, el vino resulta que era el bueno. Pues ni uno ni otro, el vino tiene una relación en forma de “J” entre su consumo y su mortalidad. La ingesta de alcohol de forma moderada  se creía antiguamente que proporcionaba protección frente a las ECV debido a un aumento de colesterol HDL y del efecto antitrombótico. Además, también contiene un potente antioxidante ampliamente conocido, el resveratrol. Sin embargo, cuando esta ingesta es excesiva se produce un aumento del riesgo cardiovascular por la elevación de la presión arterial. Por lo tanto, no compensa. Además, ya te hemos dicho que los beneficios están más en la uva -hemos visto la cantidad de antioxidantes que contiene- y no el vino. Pero si no te acaba de convencer nuestra desmitificación del vino te tomas un mosto, que es sin alcohol.

Recuerda que puedes seguirnos también a través de nuestras Redes Sociales:FacebookTwitter e Instagram

Si tienes dudas… puedes hacernos cualquier consulta sobre este u otro tema   😉 y si este artículo te ha parecido interesante, compártelo a través de tus Redes Sociales.

Autor

María Real

Mi nombre es Maria y soy farmacéutica comunitaria en Barcelona. Hace 5 años que trabajo a diario con el paciente y soy consciente de sus necesidades. Estoy a punto de acabar la carrera de nutrición y creo que esta enseñanza debería ser un eje de la medicina preventiva. Puedes encontrarme en mi perfil de Instagram @mind_the_baggg 

Dejar un comentario

Tu email no será publicado. Campos requeridos *

*