Antidepresivos y su BOOM en la Industria Farmacéutica…

La depresión es una enfermedad que golpea con fuerza afectando aproximadamente al 15% de la población mundial, afectando a aproximadamente a unas 350 millones de personas en todo el mundo.



Los antidepresivos son el grupo de medicamentos que probablemente ha tenido mayor impacto en la sociedad moderna. Su revolución se inicia con el descubrimiento de la fluoxetina, un antidepresivo eficaz y con menos reacciones adversas que los utilizados hasta entonces. De hecho, su perfil de seguridad, hace que comience a prescribirse para casos de depresión leve o moderada, algo impensable hace 3 o 4 décadas. Su impacto en la sociedad fue tal, que a mediados de los 90 se convierto en uno de los medicamentos más prescritos… Esto junto a campañas agresivas de publicidad y promoción de la industria farmacéutica, hacen que se le bautizase entonces como píldora de la felicidad.

Desde entonces, en una sociedad como la nuestra, que cada vez vive más al límite y cada vez más sometida a una falta de tiempo y de estrés constante, la entrada de antidepresivos más seguros se ha extendido como la espuma. De hecho, según los datos publicados por la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), la utilización de antidepresivos en España se ha triplicado en la última década, suponiendo esto un incremento del 200%.

[bctt tweet=»la utilización de antidepresivos en España se ha triplicado en la última década…» username=»@medicadoo.es»]

En España se ha estimado en un 10,5% de la población ha sufrido un episodio depresivo a lo largo de su vida,  dándose un mayor número de casos en mujeres (14,4%) que en hombres (6,2%). Sin embargo, a pesar de estos datos, la cifra en España es menor que la reportada en países como EEUU que presenta cifras superiores al 10% en hombres y del 20% en mujeres.

[bctt tweet=»En España un 10,5% de la población ha sufrido un episodio depresivo a lo largo de su vida…» username=»@medicadoo.es»]

Dicho esto, vamos a comentar algunas generalidades de estos medicamentos y de esta enfermedad:

¿Qué es la depresión?

La depresión, se presenta con los siguientes síntomas: Estado de ánimo deprimido, tristeza, apatía, pesimismo, falta de interés, alteraciones del sueño, falta de autoestima y lívido, sentimiento de culpa…. En general un cóctel de ideas que imposibilitan vivir con normalidad a quienes la padecen, llegando incluso a padecer ideas suicidas.

Como pauta general, comentar también que estos síntomas son diagnosticados como  una enfermedad cuando están presentes todos los días durante al menos 2 semanas hasta tal punto que puedan alterar el correcto funcionamiento del paciente.

¿En qué consiste el tratamiento con antidepresivos?

Los antidepresivos son medicamentos que requieren de receta médica, siendo normalmente prescritos solos o combinados en las siguientes enfermedades:

antidepresivos-1

Impacto de los antidepresivos en nuestra sociedad…

  1. Depresión.
  2. Ansiedad e insomnio.
  3. Trastorno de estrés postraumático.
  4. Síndromes dolorosos.
  5. Crisis de pánico obsesivo y fobias.
  6. Trastorno bipolar.

Llama la atención que a pesar de su incremento en lo que a recomendación médica se refiere, que aproximadamente el 20% de pacientes tratados con antidepresivos no responde adecuadamente al tratamiento.

Otro aspecto significativo es que a pesar del amplio arsenal de antidepresivos con el que contamos en nuestras farmacias, la eficacia entre todos ellos es muy similar. Es decir, aún teniendo un mecanismo de acción diferente, todos culminan en vías finales comunes, optando por un u otro según su perfil de seguridad obviando evidentemente las distintas dosis.

Principales tipos de antidepresivos que encontramos en las farmacias:

Inhibidores de la recaptación de serotonina:

Fluoxetiuna, paroxetina, citalopram, sertralina, duloxetina, venlafaxina (estos dos últimos también de la noradrenalina), …

Presentan efecto antidepresivo, ansiolítico y sedante y sus reacciones adversas más frecuentes son: Insomnio, irritabilidad, nauseas, disminución de la libido, dependencia física…

Otro aspecto a tener en cuenta es que presentan mejor perfil de seguridad y no generan reacciones cardiovasculares y sedación fuerte a dosis terapéuticas.

Antidepresivos tricíclicos:

Imipramina, nortriptilina, amitriptilina…

Su uso como antidepresivos está limitado por su cardiotoxicidad, utilizándose principalmente a dosis bajas en el tratamiento del dolor oncológico y neuropático, depresión e insomnio.

Como he comentado son cardiotóxicos, sedantes, pueden producir visión borrosa, taquicardias, sequedad de la boca….

Inhibidores de la monoaminooxidasa:

Iproniazida, Moclobemida, Selegilina…

Tienen acción antidepresiva, ansiolítica y suprimen el sueño paradógico…

Sus efectos adversos más comunes son cefaleas, fatiga, debilidad, agitación, hipomanía…

Recuerda que puedes seguirnos también a través de nuestras Redes Sociales:Facebook,Twitter e Instagram.

Si tienes dudas… puedes hacernos cualquier consulta sobre este u otro tema  y si este artículo te ha parecido interesante, compártelo a través de tus Redes Sociales.

Autor

Lalo Gastalver

Farmacéutico Comunitario

Lalo Gastalver es Licenciado en Farmacia y Máster en Marketing Farmacéutico. Mi inquietud por el mundo de la Farmacia me viene desde muy pequeño, mi padre Fernando y mi abuelo Jaime dedicaron su vida a esta bella profesión que llevo desarrollando desde el año 2003 en Fuengirola Málaga. Mi madre me dice que no soy farmacéutico, que soy Boticario como lo fue mi padre. Ahora os preguntaréis ¿Qué diferencia hay? Pues muchas, me encanta escuchar a los pacientes, resolver todas sus dudas, charlar con esos abuelos que te buscan más por conversar un rato que por la dispensación en sí, ayudar a dejar de fumar, a adelgazar y a todo lo que mi formación me permita.