Por favor… dame algo bueno que me quite este resfriado.

Algo falla cuando a pesar del exceso de información en las campañas sanitarias, los medios de comunicación, internet, etc. Muchas de las consultas que siguen haciendo mis pacientes  cuando llega el frío  son del tipo: Por favor, dame algo bueno que me quite este resfriado que tengo. Otras como; creo que estoy empezando a caer, por favor, dame un antigripal que me lo corte. E incluso me han dicho alguna que otra vez; tengo que hacer algo muy importante, dame algo que  evite que me ponga malo.



Señores y señoras lo siento mucho, pero lamento deciros que no hay absolutamente ningún medicamento que corte, cure o erradique el resfriado. El resfriado, es una enfermedad vírica causada principalmente por rhinovirus y coronavirus y os aseguro que a estos molestos huéspedes no hay ningún medicamento que los elimine, es sólo cuestión de tiempo.

No hay medicamentos que curen el resfriado, solo para combatir los síntomas... Clic para tuitear

¿Entonces qué hago cuando estoy resfriado?

Tranquil@s que no salte la alarma, el resfriado suele ser una enfermedad de carácter leve, que suele durar unos pocos días, tiempo en que nuestro organismo consigue eliminar el agente causante de la enfermedad. Si es cierto que mientras estamos resfriados, tenemos una serie de síntomas y molestias que dificultan nuestras tareas cotidianas, comer, dormir trabajar, relaciones sociales… Y como no es agradable ir al curro o a una cita moqueando, lo que si podemos hacer es combatir estos síntomas.

¿Qué síntomas padecemos normalmente cuando estamos refriados?

  • Rara vez: Fiebre, debilidad, dolor muscular y de cabeza, estos síntomas son más comunes de una gripe.
  • Tos: Muchos resfriados atacan a las vías respiratorias cursando con tos o bien seca o bien productiva.
  • Dolor de garganta, muy frecuente, de ligeras molestias, carraspera a inflamación, así que si estás resfriado cuídatela.
  • Congestión nasal y estornudos: La joya de la corona, este es el síntoma más común y que más nos hace ir en peregrinación a las boticas cuando estamos acatarrados. Es similar a una rinitis alérgica fuerte, de hecho hay veces que se confunden.

La duración en condiciones normales van de una semana a varios días, hay casos que se complican, curan mal y pueden desembocar en otros problemas más graves, por eso es muy importante cuidarse.

Algunos consejos:

  • Si puedes descansa y evita pasar frío.
  • Las sopas e infusiones calientes alivian bastante.
  • Evita el tabaco, bebidas frías y salidas nocturnas a ser posible.
  • Si toses o estornudas respeta a las personas que tienes alrededor, por favor tápate… Ya sea con un pañuelo, con la mano o mejor con el brazo que abarca más superficie de protección. El resto del planeta vivirá mejor sin tus fluidos  pululando por el aire, ya que la vía aérea y el contacto con las secreciones son las principales fuentes de contagio.
  • Anota bien los síntomas y explícaselos bien la farmacéutico, no todos los resfriados cursan igual, se pueden tratar los síntomas o bien con el clásico antigripal o bien con la combinación de medicamentos que van desde bucofaríngeos, antitusivos, antipiréticos, antiinflamatorios, descongestivos, antihistamínicos… Así que ya sabes, si estás resfriado consulta con tu farmacéutico y no te automediques, que tu boticario de confianza encontrará una mejor solución.
Cuando estás resfriado, no te automediques y explica bien tus síntomas a tu farmacéutico. Clic para tuitear

De todas formas,  pincha aquí, donde explicamos algunos de los tratamientos y combinaciones de medicamentos más comunes utilizados para combatir los síntomas del resfriado.

Recuerda que puedes seguirnos también a través de nuestras Redes Sociales:FacebookTwitter e Instagram

Si tienes dudas… puedes hacernos cualquier consulta sobre este u otro tema   😉 y si este artículo te ha parecido interesante, compártelo a través de tus Redes Sociales.

Autor

Lalo Gastalver

Farmacéutico Comunitario

Lalo Gastalver es Licenciado en Farmacia y Máster en Marketing Farmacéutico. Mi inquietud por el mundo de la Farmacia me viene desde muy pequeño, mi padre Fernando y mi abuelo Jaime dedicaron su vida a esta bella profesión que llevo desarrollando desde el año 2003 en Fuengirola Málaga. Mi madre me dice que no soy farmacéutico, que soy Boticario como lo fue mi padre. Ahora os preguntaréis ¿Qué diferencia hay? Pues muchas, me encanta escuchar a los pacientes, resolver todas sus dudas, charlar con esos abuelos que te buscan más por conversar un rato que por la dispensación en sí, ayudar a dejar de fumar, a adelgazar y a todo lo que mi formación me permita.

Dejar un comentario

Tu email no será publicado. Campos requeridos *

*