El pie diabético, principales problemas y algunos consejos…

El día a día de un diabético tipo I, es como una carrera de fondo. Por si no fuera poco el depender de insulina, una dieta estricta y hacer ejercicio físico frecuentemente, a esto hay que añadirle la alta probabilidad que presentan estos pacientes de padecer problemas relacionados con la circulación y la piel, principalmente en la zona de sus pies.


¿Cómo comienza todo?

Normalmente, esto empieza con una neuropatía, o un trastorno nervioso acompañado de pérdida de sensibilidad. Esta falta de sensibilidad, impide que notemos lesiones que aparecen en esta zona, que con el tiempo, al no ser tratadas adecuadamente, empeoran. Si a esto, le añadimos una piel seca, envejecida, con menor capacidad para regenerarse con callosidades, grietas y rugosidades, evidentemente empeorará el pronóstico de estas lesiones.

En el pie diabético la falta de sensibilidad, impide que notemos lesiones que aparecen en esta zona, que con el tiempo, al no ser tratadas adecuadamente, empeoran. Clic para tuitear

Así que mucho cuidado, un diabético tipo I, debe observarse la zona de los pies con regularidad y tomar precauciones especiales a la hora de tratar posibles lesiones, heridas y evidentemente utilizar productos de hidratación e higiene adecuados.

¿Por qué cicatriza peor la piel de un diabético?

Junto a neuropatías y una posible piel debilitada y seca, un Diabético Tipo I, suele presentar problemas relacionados con la circulación, los vasos sanguíneos tienden a endurecerse, empeorando así notablemente el flujo y el riego sanguíneo. Esto afecta principalmente  a las extremidades, y evidentemente, un peor riego, dificulta la capacidad de combatir infecciones y que las heridas saneen como lo harían en condiciones normales.

En definitiva, el tema del cuidado de los pies en insulinodependientes  es un asunto serio, en el que si no tomamos las medidas oportunas, podemos encontrarnos con complicaciones muy serias como úlceras que no cierran, infecciones que no sanan, e incluso amputaciones en el peor de los casos.

¿Cómo podemos prevenir esto?

  • Hay que seguir el tratamiento con insulina y antidiabéticos de forma rigurosa, es importante tomar regularmente los valores de glucosa en sangre y seguir las pautas de tratamiento dada por el médico y controlar los picos de azúcar.
  • Una dieta equilibrada, un diabético deberá controlar e incluso evitar ciertos alimentos: Productos lácteos y derivados no descremados, ya que tienen un alto contenido en grasa y azúcar, evitar embutidos y carnes grasas, evitar la bollería, dulces y chucherías ricos en azúcar y grasas saturadas, evitar bebidas con alta graduación alcohólica, controlar mucho el consumo no solo de azúcar, también de sal debido los problemas circulatorios y así un largo etc.
  • No fumar, seas o no diabético el tabaco está totalmente contraindicado para cualquiera, así que si a eso le añadimos los problemas circulatorios, el tabaco es un mal compañero.
  • Muy importante, haz ejercicio, sobre todo el cardiovascular, así podremos prevenir muchos problemas causados por la mala circulación.
  • Siempre dedica tiempo a una correcta higiene y secado de la zona de los pies, sin prisas asegurarnos que el pie está totalmente limpio y seco. Mirar bien entre los dedos, en cualquier grieta, dureza, callosidad o zona de difícil acceso…
  • En caso de callosidades ponernos en manos de expertos, no usar los típicos productos abrasivos para tratar el callo, ya que por los problemas en cicatrización anteriormente mencionados, podemos acabar agravando la situación. Debes observar tus pies y ante la más mínima dureza, podrás raspar suavemente con una piedra pómez, sin abusar, un poco todos los días e hidratar la zona. Pero me repito, para los casos más severos, acude a profesionales.
  • En caso de aparición de ampollas, busca un calzado cómodo, trátala con alguna crema antiséptica o antibiótica y si te duele, ponte un apósito. Si ves que no mejora, acude a tu médico.
  • Hidrata muy bien tus pies usando una crema adecuada, en una farmacia encontrarás una gama bastante completa para mantener las propiedades de la piel y evitar que se reseque y agriete.
En el pie diabético, debes hidratar muy bien tus pies usando una crema adecuada, en una farmacia encontrarás una gama bastante completa para mantener las propiedades de la piel al 100% Clic para tuitear

Recuerda que puedes seguirnos también a través de nuestras Redes Sociales:Facebook, Twitter e Instagram

Si tienes dudas… puedes hacernos cualquier consulta sobre este u otro tema 😉 y si este artículo te ha parecido interesante, compártelo a través de tus Redes Sociales.

Autor

Lalo Gastalver

Farmacéutico Comunitario

Lalo Gastalver es Licenciado en Farmacia y Máster en Marketing Farmacéutico. Mi inquietud por el mundo de la Farmacia me viene desde muy pequeño, mi padre Fernando y mi abuelo Jaime dedicaron su vida a esta bella profesión que llevo desarrollando desde el año 2003 en Fuengirola Málaga. Mi madre me dice que no soy farmacéutico, que soy Boticario como lo fue mi padre. Ahora os preguntaréis ¿Qué diferencia hay? Pues muchas, me encanta escuchar a los pacientes, resolver todas sus dudas, charlar con esos abuelos que te buscan más por conversar un rato que por la dispensación en sí, ayudar a dejar de fumar, a adelgazar y a todo lo que mi formación me permita.

Dejar un comentario

Tu email no será publicado. Campos requeridos *

*