La Vacunación es una prevención eficaz y segura frente al cáncer de cérvix.

A pesar de la incesante campaña que algún@s ejercen en contra da la vacunación, aprovechándose claro está de lo que se conoce como inmunidad colectiva o de grupo gracias a que la mayoría de nuestros hijos están vacunados, es indiscutible que la vacunación ha salvado y salva miles y miles de millones de vidas. Precisamente, hoy vengo a hablaros sobre el cáncer de cérvix, una enfermedad que si es cierto que tiene una mortalidad baja en España, pero sus cifras superan el número de 500 mujeres al año, que desgraciadamente no son pocas, puede además generar muchas complicaciones futuras a quienes lo padecen…


Hay que resaltar que este tipo de cáncer afecta con más frecuencia a mujeres de mediana edad, principalmente a edades comprendidas entre 20 y 50 años, edad a partir de la cual, las tasas de mortalidad aumentan. Debo destacar que gracias al test de Papanicolau, o test de detección precoz en el cuello del útero, se ha conseguido disminuir esta tasa en un 50%.

¿En qué consiste el cáncer de cérvix?

El cáncer de cérvix, conocido también como cáncer cervical o de cuello uterino afecta a las células que revisten la parte inferior del cuello del útero (matriz), zona también conocida como cérvix uterino. Para que nos ubiquemos, el cuello uterino es el canal que conecta la vagina con el cuerpo del útero (zona donde se desarrolla el feto).

Existen diversos factores que pueden aumentar el riesgo de padecer cáncer de cuello de útero como son fumar, la edad o el exceso de exposición a luz solar, aunque es la infección por virus del papiloma humano la que más casos provoca con diferencia.

El VPH se transmite por contacto físico, sexual principalmente, también puede transmitirse aunque con una incidencia mucho más baja por sexo oral que a través del coito. Existen más de 150 serotipos y por suerte no todos nos afectan con la misma virulencia. En la mayoría de los casos el VPH a nivel vaginal  produce lesiones  no graves que van de episodios asintomáticos, en los que la mujer pasa el proceso infeccioso sin notarlo. También encontramos otros casos en los que se producen lesiones precancerosas, más conocidas como verrugas genitales que se tratan de forma local con medicamentos del tipo Aldara crema (imiquimod).

Eso sí, son solo tratamientos locales para las posibles lesiones dermatológicas que puedan aparecer. En la mayoría de los casos, la infección desaparece con el paso del tiempo, aunque puede también  llegar a hacerse cronificarse en algunos casos, como por ejemplo en individuos inmunodeprimidos.

El problema viene cuando la infección  es producida por determinados serotipos que si son más graves, siendo el 16 y el 18 los responsables de dos tercios de los casos cánceres de cuello uterino. La detección precoz de estas lesiones con visitas periódicas al ginecólogo, son esenciales en el diagnóstico,  tratamiento y pronóstico de esta enfermedad.

Principales Factores de Riesgo…

  • Evidentemente la promiscuidad de la afectada o la de su pareja y no utilizar el preservativo aumentan el riesgo.
  • No estar vacunada.
  • Tener un sistema inmunitario débil.

Los primeros síntomas, normalmente son…

  • Sangrados anormales entre menstruación y menstruación.
  • Tiempo anormal en los ciclos menstruales.
  • Flujo vaginal continuo, de color anormal que va de pálido, a marrón, con presencia normalmente de sangre y mal olor.

Por mucho que pataleen los movimientos antivacunas, la mayoría de los cánceres de cérvix serían evitables con la vacunación, ya que por suerte existen vacunas para la profilaxis y prevención de esta enfermedad infecciosa. Gardasil  y Cervarix son las vacunas que te protegen frente a los serotipos 16, 18, responsable de más del 70% de casos, y en el caso de Gardasil, además tendrás protección a otros serotipos como son el  11 y 6 de menor incidencia.

Pauta de vacunación de Gardasil…

Gardasil, se recomienda administrarla a partir de los nueve a los trece años inclusive:

  • Una dosis en el momento de elección.
  • Segunda dosis a los seis meses de la primera dosis.
  • Existen casos en los que se recomienda una tercera dosis adicional. Esta pauta es común recomendarse en mujeres de 14 años en adelante. La segunda dosis se administraría al menos un mes después de la primera dosis y la tercera dosis, al menos tres meses después de la segunda dosis. Un ejemplo de pauta sería dosis inicial, dos meses y seis meses del inicio. Es importante resaltar que las tres dosis se administren dentro del periodo de 1 año.

Pauta de vacunación Cervarix…

  • De 9 a 14 años inclusive, se recomiendan dos dosis. La segunda dosis se administrará entre 5 y 13 meses después de la primera dosis Si la segunda dosis de la vacuna se administra antes de que transcurran 5 meses desde la administración de la primera dosis, se debe administrar siempre una tercera dosis.
  • A partir de 15 años se recomiendan tres dosis, la primera, la segunda al mes y la tercera a los seis meses. Si requieres más flexibilidad en el esquema de vacunación, la segunda dosis se puede administrar entre 1 mes y 2,5 meses después de la primera dosis y la tercera dosis entre 5 y 12 meses después de la primera dosis.

¿Estás tomando anticonceptivos?

Tranquila, el uso de anticonceptivos hormonales no pareció afectar la respuesta inmune de Cervarix y  Gardasil en los estudios hasta ahora realizados.

¿Estás en periodo de lactancia o embarazada?

Gardasil si puede administrarse en periodo de lactancia según la AEMPS, en cambio, cervarix siempre que la relación beneficio-riesgo lo requiera. En cambio, no se recomienda su uso de estas vacunas durante el embarazo.

¿Estás resfriada…?

La presencia de una infección leve, como un resfriado común o un leve catarro, no es una contraindicación para la vacunación.

La temprana edad es importante para evitar riesgos de infección  prematura, ni padecer enfermedades infecciosas ni fiebre en el momento de la administración.

No olvides que vacunarse es un remedio seguro y efectivo y que gracias a la vacunación puedes evitar que tus hijas pasen por algo tan serio como un cáncer de cuello del útero.

Recuerda que puedes seguirnos también a través de nuestras Redes Sociales:FacebookTwitter e Instagram

Si tienes dudas… puedes hacernos cualquier consulta sobre este u otro tema   😉 y si este artículo te ha parecido interesante, compártelo a través de tus Redes Sociales.

Autor

Lalo Gastalver

Farmacéutico Comunitario

Lalo Gastalver es Licenciado en Farmacia y Máster en Marketing Farmacéutico. Mi inquietud por el mundo de la Farmacia me viene desde muy pequeño, mi padre Fernando y mi abuelo Jaime dedicaron su vida a esta bella profesión que llevo desarrollando desde el año 2003 en Fuengirola Málaga. Mi madre me dice que no soy farmacéutico, que soy Boticario como lo fue mi padre. Ahora os preguntaréis ¿Qué diferencia hay? Pues muchas, me encanta escuchar a los pacientes, resolver todas sus dudas, charlar con esos abuelos que te buscan más por conversar un rato que por la dispensación en sí, ayudar a dejar de fumar, a adelgazar y a todo lo que mi formación me permita.

Un comentario

  1. Ana

    Hola ,
    Es recomendable la vacunación en mujeres adultas ?

Dejar un comentario

Tu email no será publicado. Campos requeridos *

*