¿Cuál es el mejor producto antiarrugas?

Esta es la pregunta del millón ¿verdad? Buscas, lees, pides opinión, y claro te sientes confus@… en el mercado existen miles de productos, miles de activos antienvejecimiento y antiarrugas, solos o en diferentes combinaciones, caros, muy caros y baratos… ¿Cuál es el mejor?


Pues es mucho más sencillo de lo que crees, probablemente ya lo estas usando, o quizás no, quizás no lo usas como debes o solo durante determinadas épocas del año… ¿resolvemos el misterio? ¿Si? Pues el mejor producto antienvejecimiento, y que debe ser un básico en tu día a día y durante todo el año es… un protector solar.

Así de sencillo… un protector solar. Todos los activos antiarrugas que conoces y con los que cuentan las diferentes cremas, sérum, etc, que sueles usar van a actuar sobre determinados signos o síntomas ya instaurados (arrugas, flaccidez, manchas…), y aunque es cierto que la edad y los cambios que sufrimos durante la vida son responsables de muchos de ellos, la exposición al sol es un factor determinante para acelerar y  aumentar la incidencia de estos signos del envejecimiento de la piel.

 El Sol y las radiaciones solares que recibimos

Nos lo sabemos de memoria… el Sol es fundamental para la vida y nos aporta múltiples beneficios… pero tambien debes saber que exponerte al sol sin protección adecuada puede provocarnos lesiones que van desde las típicas quemaduras solares hasta el envejecimiento cutáneo prematuro (fotoenvejecimiento), o incluso lesiones más graves como queratosis o incluso diversos tipos de cáncer.

Esto es así porque recibimos a diario y en cualquier época del año, sea primavera, verano,otoño o invierno (el sol siempre esta ahí arriba) dos tipos de radiaciones lesivas para nuestra piel, la radiación UV y la radiación IR:

En cuanto a las radiaciones UltraVioletas… se clasifican en tres tipos diferentes:

  • Rayos UV-C: Estos son los peores…son tóxicos y altamente dañinos para nosotros ¿lo mejor? no nos afectan ya que se filtran en su totalidad en la capa de Ozono… así que no está mal tomar conciencia sobre evitar contaminantes que fomenten la destrucción de la capa de ozono.
  • Rayos UV-B: Estos se filtran en un 90% por la capa de Ozono. Penetran poco en la piel, ya que son capaces de alcanzar solo hasta la epidermis, si son las que tienen mayor energía. Esta radiación UV-B es la responsables de un montón de los problemas asociados al sol, como son las quemaduras, eritemas y alrededor del 75% de los efectos carcinógenos causados por la radiación solar.
  • Rayos UV-A: Estos no son filtrados por la capa de Ozono, cuentan con una mayor capacidad de penetración en la piel, llegando hasta la dermis de nuestra piel, aunque tienen menor energía que los UV-B. Estos rayos UV-A son los responsables del fotoenvejecimiento: arrugas, manchas… y en último término cáncer de piel.

En cuanto a la radiación Infrarroja… nos centraremos en la radiación IR-A, esa gran desconocida ( más del 65% de la población no sabe ni lo que es ), este tipo de radiación tienen la capacidad de penetrar a las capas más profundas de la piel, alcanzando la hipodermis… son responsables de la pérdida de capacidad de hidratación de la piel, además generan radicales libres, y contribuye a la degradación de las fibras de colágeno… En definitiva, esta radiación IR-A es en gran medida responsable de aparición arrugas, flacidez, pérdida de elasticidad y en definitiva una de las principales causas del fotoenvejecimiento.

¿Qué podemos hacer para evitar este proceso del fotoenvejecimiento?

Lo mejor de todo es que evitar todo esto del envejecimiento prematuro asociado a la exposición solar es bastante fácil… sigue estos consejos:

  • Elige el protector solar que mejor se adapte a tus necesidades: No es lo mismo tener la piel grasa, que seca, que mixta… que tengas rojeces, la piel sensible o incluso atópica… debes elegir un producto que se adapte a tus necesidades, y esto es por dos mótivos, el primero y evidente porque te sentirás más cómodo o cómoda y el segundo motivo es porque hará que no abandones  y conviertas la aplicación de aplicación de un protector solar en una rutina.
  • Escoge siempre producto que te ofrezcan una protección solar avanzada, con esto queremos decir que un protector solar básico aplicado a diario esta muy bien… pero mucho mejor esta cuando el producto no solo se conforma con parar el daño que nos produce la radiación solar, sino que además nos va a ayudar a reparar parte del daño ya instaurado. Busca un protector solar que incluya en su formulación activos antioxidantes, reparadores del ADN, despigmentantes, agentes hidratantes. ¿Donde encuentras este tipo de producto? Seguro que tu farmacéutico de confianza te recomendará alguno.
  • Úsalo a diario, ¿sabias que solo el 10% de los españoles utiliza fotoprotectores a diario? y después todos como locos buscando productos antiedad, cuando el básico solo lo usa un 10%. El sol siempre esta ahí y sus efectos son acumulativos… no olvides eso de la “piel tiene memoria”, es muy cierto.
  • Fundamental… la reaplicación del producto. Si quieres una protección optima no vale con colocarlo a las 8 de la mañana y listo… tendrás que reaplicarlo a lo largo del día. Hoy en día encuentras un montón de opciones para que no existan excusas.

Como una imagen vale más que mil palabras… aquí tienes algunas opciones 😉

 

Recuerda que puedes seguirnos también a través de nuestras Redes Sociales:FacebookTwitter e Instagram

Si tienes dudas… puedes hacernos cualquier consulta sobre este u otro tema  😉 y si este artículo te ha parecido interesante, compártelo a través de tus Redes Sociales.

Autor

Pablo García

Farmacéutico Comunitario

Pablo García es Licenciado en Farmacia por la Universidad de Granada y Master en Marketing Farmacéutico. Apasionado del consejo farmacéutico desde hace más de 14 años ejerzo de farmacéutico comunitario. La misión de Medicadoo es difundir, explicar, dar a conocer… todo lo que un usuario puede encontrar en una farmacia… enmarcado en nuestra principal razón de ser… el consejo farmacéutico.

Dejar un comentario

Tu email no será publicado. Campos requeridos *

*