Cómo prevenir y tratar los hongos en las uñas…

Los hongos en las uñas son además de antiestéticos, muy molestos, además os garantizo que esta infección irá de mal en peor si no se trata a tiempo, pudiendo llegar a ser dolorosa y de un aspecto bastante desagradable. A todo esto hay que añadirle que son muy contagiosos y puedes trasmitírselo a todos los que te rodean.


Contagiosos, un pronóstico que empeora si no se tratan, duelen, aspecto desagradable… ¿Acaba esta retahíla de contras aquí…? Pues no, el caso que no se porqué, la mayoría de los pacientes suelen acudir a buscar ayuda cuando la infección está bastante avanzada, lo que dificulta, o mejor dicho retrasa bastante el tiempo de curación y alarga el tiempo necesario de tratamiento.

Os vamos a dar algunos consejos que pueden venir muy bien para prevenir y/o tratar una infección por hongos en las uñas, eso que se ha bautizado de una forma más técnica con el nombre de onicomicosis.

¿Cómo comienza todo…?

Esta infección ataca en principio la zona superficial de la uña, que comienza adquiriendo un color claro, como de desgaste. Además notaremos una leve molestia, como pequeños pinchazos, que empeorarán con el paso del tiempo si no ponemos remedio. La decoloración evoluciona a color amarillento, que irá oscureciendo progresivamente a marrón o incluso verdoso.

La micosis puede llegar a infestar la zona interior de la uña, la cual ensancha, se desforma hasta resquebrajarse o romperse.

Como he comentado, es una patología difícil de combatir, hay que acudir a tu médico o farmacéutico ante el más mínimo indicio, y ser perseverante con el tratamiento y las recomendaciones higienico-sanitarias.

Medidas preventivas…

  • Evitar ir descalzo en lugares públicos siempre, y en casa si estamos infectados, ya que podemos ser una fuente de contagio para otras personas.
  • No compartir calcetines ni toallas.
  • Usar chancla en duchas públicas siempre. Si padeces de onicomicosis, póntelas también en tu casa, así evitarás contagiar a otras personas.
  • Si la infección está presente, limpia y desinfecta con frecuencia la ducha.
  • Sécate siempre muy bien las uñas, piel y manos después de la ducha, especialmente en las zonas interdigitales.
  • Protege las uñas y manos frente a agentes agresivos químicos.
  • Evita la humedad en los pies usando calzado adecuado.
  • Elimina la suciedad que se acumula bajo el borde libre de las uñas.
  • Córtalas con frecuencia, eso sí, sin lesionar el borde de la uña.
  • Siempre actúa con cabeza, es la mejor medida preventiva.

Tratamiento…

Ten esto muy claro, cuanto antes comiences a tratar una onicomicosis, antes la erradicarás, no desaparece por sí sola, sino al contrario, irá a peor. Como ya he comentado, son difíciles de combatir, son tratamientos largos, así que cuanto antes tomes las riendas de la situación mucho mejor y mucho antes conseguirás hacer que desaparezcan esos molestos hongos de las uñas.

Acude a tu Farmacia, tu farmacéutico sabrá asesorarte eficazmente en el tratamiento de una onicomicosis, además hay distintos tratamientos que puedes adquirir sin receta médica.

Algunos de estos tratamientos son:

Excinail:

Contiene Climbazol, que impide el crecimiento del hongo, Octopirox, que consigue penetrar hasta el hongo para atacarlo y Vitamina A, que fortalece la uña y la hace más flexible y resistente.

Es d fácil aplicación, no requiere limado y en la mayoría de los casos, los resultados son visibles en solo 2-4 semanas.

Scholl Tratamiento Anti-Hongos:

Es un producto sanitario de uso doméstico que no necesita receta médica. Su  formulación facilita la penetración de los ingredientes en la uña de forma que se consigue alcanzar y combatir los hongos, también  ayuda a prevenir que la infección avance y su reaparición.

Su tratamiento consta de dos fases:

1. Fase de inicio o tratamiento:

Durante 4 semanas, una vez a la semana limaremos las uñas, haciendo hincapié en la zona afectada, después desechamos la lima, nunca reutilizarla. Continuaremos secando bien la zona, para luego aplicar el producto usando el pincel del bolígrafo, podréis observar que es bastante fácil de utilizar. Antes de cubrir el pie con calzado o calcetines, hay que esperar a que el producto se seque, esto podrá tardar unos cinco minutos aproximadamente.

2. Fase de protección:

Una vez a la semana, sin necesidad de limar continuaremos aplicando el producto. Puede durar unos 9 meses aproximadamente.

Locetar:

Locetar contiene amorolfina, un medicamento que pertenece al grupo de medicamentos denominados antifúngicos, indicado para el tratamiento de la onicomicosis.

¿Cómo se usa…?

Aplicar la solución, 1 o 2 veces por semana, sólo sobre las uñas afectadas de las manos o de los pies.

La duración requerida del tratamiento dependerá básicamente de la gravedad y localización de la infección.
Por lo general, será de 6 meses en las uñas de las manos y de 9 a 12 meses en las de los pies.

Antes de cada aplicación de Locetar, es necesario limar las partes afectadas de la uña con una de las limas incluidas en el envase.

Limpie la superficie de la uña con una de las toallitas
impregnadas contenidas en el envase.

Desecha la lima y las toallitas que utilices.

Aplique Locetar de forma uniforme sobre toda la superficie de la uña con la espátula que contiene el envase.

Limpia la espátula y el exterior del cuello del envase después de cada tratamiento, usando la misma toallita que se utilizó para limpiar las uñas.

Deje secar la solución en las uñas aproximadamente 3 minutos… Ah!! y espera al menos 10 minutos para aplicar esmaltes u otros cosméticos.

Recuerda que puedes seguirnos también a través de nuestras Redes Sociales:Facebook, Twitter e Instagram

Si tienes dudas… puedes hacernos cualquier consulta sobre este u otro tema 😉 y si este artículo te ha parecido interesante, compártelo a través de tus redes sociales.

Autor

Lalo Gastalver

Farmacéutico Comunitario

Lalo Gastalver es Licenciado en Farmacia y Máster en Marketing Farmacéutico. Mi inquietud por el mundo de la Farmacia me viene desde muy pequeño, mi padre Fernando y mi abuelo Jaime dedicaron su vida a esta bella profesión que llevo desarrollando desde el año 2003 en Fuengirola Málaga. Mi madre me dice que no soy farmacéutico, que soy Boticario como lo fue mi padre. Ahora os preguntaréis ¿Qué diferencia hay? Pues muchas, me encanta escuchar a los pacientes, resolver todas sus dudas, charlar con esos abuelos que te buscan más por conversar un rato que por la dispensación en sí, ayudar a dejar de fumar, a adelgazar y a todo lo que mi formación me permita.

Dejar un comentario

Tu email no será publicado. Campos requeridos *

*