Fiebre y los antitérmicos más usados en los peques

Seguramente, la fiebre es el síntoma más inquietante para un papa o una mama… ya que no sabe realmente cual es la causa, por eso se trata de el primer motivo de consulta en las Urgencias de pediatría y el segundo en las consultas de atención primaría de pediatría. Así que no nos queda más remedio que desenmascarar este síntoma que nos causa tanto desasosiego… hablamos de la fiebre.



Nuestro organismo en condiciones ideales se encuentra en homeostasia… es decir, tendiendo al equilibrio. Nuestras funciones y parámetros biológicos se encuentran dentro de un rango de normalidad. En el caso de la temperatura corporal, esta se encuentra controlada por el hipotalamo.

Nuestra temperatura corporal oscila entre los 36 y 36,7 ºC e incluso los 37ºC, además este temperatura corporal oscila a lo largo del día, siendo menor en las primeras horas del día y mayor en las últimas horas. ¿Quién controla la temperatura corporal? Unas neuronas termosensibles que se localizan en el hipotálamo anterior son las encargadas de controlar la temperatura de nuestro cuerpo:

  • Cuando detectan que esta temperatura sube inician una serie de procesos para disminuirla, fundamentalmente la transpiración (sudor), o la vasodilatación de los vasos.
  • De igual modo que cuando esa temperatura disminuye ponen en marcha otros mecanismos para evitar esa disminución como la vasoconstricción de los vasos sanguíneos o el típico escalofrío.

¿Qué es la fiebre? ¿Cómo y porque se produce la fiebre?

Como seguro que sabes, la fiebre se define como una elevación de la temperatura corporal por encima de sus niveles normales, generalmente producido ese aumento como respuesta frente a una infección de cualquier tipo… y recuerda, la fiebre es un síntoma no una enfermedad.

En esto los que más saben es la Asociación de Pediatría de Atención Primaría (AEPAP), que recomienda la toma de la temperatura corporal con un termómetro digital, y que esa toma de temperatura sea rectal en los niños más pequeños y en la axila en los niños más mayores.
Clasificando además la fiebre en 4 estadios diferentes:

  • Febrícula, entre 37 °C y 38 °C
  • Fiebre moderada, entre 38 °C y 39 °C
  • Fiebre alta, entre 39 °C y 40 °C
  • Fiebre muy alta, más de 40 °C

Esta fiebre se va a producir por la presencia en el organismo de unas sustancias llamadas Pirógenos, que además pueden ser de dos tipos:

  • Pirógenos exógenos: Son aquellas sustancias capaz de producir fiebre, pero que son externas a nuestro organismo, ¿cuáles? Los más habituales, los responsables de infecciones: virus, bacterias, hongos… también pueden ser tóxicos o incluso medicamentos.
  • Pirógenos endógenos: Aquí ya se trata de una serie de sustancias que producimos en el organismo y que finalmente darán lugar a esa fiebre ¿cuáles? sustancias llamadas prostaglandinas, interleucinas…

La fiebre se producirá cuando en el organismo entre una bacteria, virus (pirógeno exógeno), entonces  será detectado por nuestro sistema inmunitario, por nuestras defensas… comienza el proceso de luchar contra la infección y en esa lucha se van determinadas sustancias (pirógenos endógenos) que harán que aumente la temperatura corporal y por tanto se produzca la fiebre.

La fiebre nos va a proteger causando un aumento de la inmunidad tanto específica como inespecífica favoreciendo la respuesta antiinfecciosa del organismo.

¿Cómo debemos actuar si nuestro peque tiene fiebre?

Volvemos a acudir a la Asociación de Pediatría de Atención Primaría (AEPAP) que nos recomienda que:

  • Menores de 3 meses: Se debe acudir siempre al pediatra.
  • Entre 3 meses y 3 años, se debe acudir al pediatra cuando presenta alguno de estos síntomas:
    • Fiebre mayor de 39 °C.
    • Duración de la fiebre > 2 días.
    • Dificultad respiratoria.
    • Muy irritable o adormilado.
    • Rigidez de la nuca: dificultad para mover el cuello o mirar hacia arriba.
    • Heces con sangre, de color negro.
    • Vómitos muy abundantes.
    • Signos de infección de orina.
    • Alteración del estado general.
    • Convulsiones.
    • Presencia de petequias.
    • Enfermedades anteriores: neoplásicas, autoinmunes, metabólicas, inmunodeficiencias, etc.
    • No estar vacunado: calendario vacunal y vacuna del neumococo.
    • Viaje reciente al extranjero.
  • Mayores de 3 años, si la fiebre es menor de 39ºC , no existe ningún síntoma de los anteriores y el estado general es bueno, no debemos acudir en principio al pediatra… lo vigilaremos en casa, hidratación abundante y le daremos antitérmicos.

En esto de los medicamentos, aquí si, los que mas sabemos somos los farmacéuticos 😉

Antitermicos, medicamentos contra la fiebre

Dos, son los reyes de los medicamentos usados como antitérmicos en niños… como seguro que sabes si eres papi o mami… se trata del ibuprofeno y el paracetamol

• Ibuprofeno

El Ibuprofeno en solución es de los analgésicos y antipiréticos más usado en pediatría, tanto en su marca más conocida… el famoso Dalsy, como en cualquiera de sus genéricos. Se trata de un antiinflamatorio, analgésico y antipirético, perteneciente al grupo de los AINE (antiinflamatorio no esteroídico) y que en pediatría, esta indicado para el tratamiento de fiebre y de dolores de intensidad leve o moderada para niños mayores de 3 meses.

Existen dos “presentaciones” diferentes de Ibuprofeno en solución en función de la mayor o menor concentración por mililitro.

– Los ibuprofeno con concentraciones de 20mg/ml , en ellos las posologías son las siguientes:

  • Aprox. 7 kg a 9 kg        ➡  2,5 ml de 3 a 4 veces al día.
  • Aprox. 10 kg a 15 kg    ➡  5 ml de 3 a 4 veces al día.
  • Aprox. 16 kg a 20 kg   ➡  7,5 ml de 3 a 4 veces al día.
  • Aprox. 21 kg a 29 kg   ➡  10 ml de 3 a 4 veces al día.
  • Aprox. 30 kg a 40 kg  ➡  15 ml de 3 a 4 veces al día.

– Los ibuprofeno con concentraciones de 40mg/ml, que es más usado en niños de mayor edad ya que son presentaciones con mayor concentración de ibuprofeno. En este caso las posologías son inferiores (en concreto la mitad):

  • Aprox. 10 kg a 15 kg    ➡  2,5 ml de 3 a 4 veces al día.
  • Aprox. 16 kg a 20 kg   ➡  3,75 ml de 3 a 4 veces al día.
  • Aprox. 21 kg a 29 kg   ➡  5 ml de 3 a 4 veces al día.
  • Aprox. 30 kg a 40 kg  ➡  10 ml de 3 a 4 veces al día.

Algo importante… estos medicamentos pediátricos a base de ibuprofeno van formulados como una suspensión… por eso necesitas agitar el frasco antes de cada toma.

Y además, como todos los AINEs, es importante que utilice la dosis más pequeña que alivie/controle el dolor y no debe tomar este medicamento más tiempo del necesario para controlar sus síntomas.

• Paracetamol

Se trata de un analgésico y antipirético, cuya indicación en pediatría es el tratamiento sintomático de la fiebre y dolor de intensidad leve a moderada. Apiretal es la presentación de paracetamol pediátrico más conocido.

Nosotros desde medicadoo, te vamos a recomendar que el paracetamol sea tu primera opción en el tratamiento de la fiebre de tu hij@, ya que se trata de un principio activo más seguro y con menor riesgo de aparición de reacciones adversas.

En el caso del paracetamol infantil es importante que tengas en cuenta que las posologías son en función del peso y NO de la edad. Siendo la dosis diaria recomendada de paracetamol de aproximadamente 60 mg/kg/día, dosis que puede ir repartida entre 4 ó 6 tomas diarias, por lo tanto, las dosis recomendadas son:

  • 15 mg/kg cada 6 horas.
  • 10 mg/kg cada 4 horas.

Generalmente las soluciones de paracetamol vienen en concentraciones de 100mg/ml… así que las posologías quedan así ⤵

Dos cositas más:

  • El tiempo que transcurre hasta lograr el efecto máximo es de 1 a 3 horas, y la duración de la acción es de 3 a 4 horas.
  • El Paracetamol es mejor tomarlo en ayunas, ya que, si bien el efecto no sea mayor pero si será más rápido.

 

¿Puedo alternar Paracetamol e Ibuprofeno si la fiebre le sube mucho?

Se trata de una practica muy extendida, e incluso recomendada por muchos pediatras administrar Paracetamol e Ibuprofeno de manera intercalada cada 4 horas… ¿Es correcto? Pues bien, existen estudios al respecto cuya conclusión determina que no existe una gran ventaja al administrar de manera conjunta, es decir la disminución de temperatura no es mucho mayor e incluso despreciable si la toma de Paracetamol e Ibuprofeno se realiza de forma combinada.

Así que nuestro consejo es que no lo hagas… siempre tienes que poner en una balanza el beneficio/riesgo de la toma del medicamento, y en este caso el beneficio no es muy apreciable y  lo que seguro que si va a existir en un mayor riesgo de aparición de reacciones adversas e incluso de sobredosificación. 

Recuerda que puedes seguirnos también a través de nuestras Redes Sociales:FacebookTwitter e Instagram

Si tienes dudas… puedes hacernos cualquier consulta sobre este u otro tema    y si este artículo te ha parecido interesante, compártelo a través de tus Redes Sociales.

 

Autor

Pablo García

Farmacéutico Comunitario

Pablo García es Licenciado en Farmacia por la Universidad de Granada y Master en Marketing Farmacéutico. Apasionado del consejo farmacéutico desde hace más de 14 años ejerzo de farmacéutico comunitario. La misión de Medicadoo es difundir, explicar, dar a conocer… todo lo que un usuario puede encontrar en una farmacia… enmarcado en nuestra principal razón de ser… el consejo farmacéutico.

Dejar un comentario

Tu email no será publicado. Campos requeridos *

*