Bifosfonatos en el tratamiento de la osteoporosis…

Hace unos días llegó una paciente a la farmacia, era una señora la verdad que no de muy avanzada edad, pero que leía con dificultad, y le costaba un poco o bastante entender las explicaciones relacionadas al uso de medicamentos. El médico le había prescrito ácido risedrónico, ya que la señora en su última densitometría, habían observado que su tratamiento con calcio por si solo, le estaba haciendo poco efecto o ninguno… Cuando le comenté cómo tenía que tomarlo, en ayunas, 6 horas después de no haber injerido alimentos, con agua de mineralización débil y erguida, comenzó a partirse de risa y me dijo que me dejara de coñas, que me estaba quedando con ella. Después de 45 minutos de reloj de explicación, la señora volvió al día siguiente porque le quedaban aún detalles por aclarar.


Osteoporosis… Un breve inciso…

La osteoporosis es una enfermedad de los huesos que se caracteriza por una disminución de la densidad del tejido óseo, teniendo como consecuencia un aumento en la fragilidad de los huesos.

Los huesos, están en continuo proceso de reconstrucción, destrucción, proceso conocido como remodelación ósea. El proceso de destrucción, conocido como resorción es llevado a cabo por los osteoclastos y el proceso de reconstrucción lo realizan los osteoblastos. Así se garantiza la renovación continua de la matriz extracelular ósea, garantizándose el mantenimiento de la estructura, la resistencia y la buena funcionalidad de nuestro esqueleto.

Factores de riesgo en la Osteoporosis y complicaciones…

Desgraciadamente son muchos, sobre todo la menopausia en la mujer, el exceso de alcohol, tabaco o café, el envejecimiento, factores genéticos, dietas pobres en calcio, períodos de inmovilización prolongada y ciertas patologías.

Uno de los principales problemas de la osteoporosis es que en sus inicios cursa de forma asintomática, puede pasar desapercibida, hasta que el problema se agrava y el paciente comienza a sufrir complicaciones como fracturas de manera fácil y repetida, momento en el que se dificulta mucho su tratamiento.

Los bifosfonatos, una toma sencilla y a la vez compleja en el tratamiento de la osteoporosis…

Los bifosfonatos son los fármacos que por vía oral han demostrado una mayor eficacia en el tratamiento y prevención de la osteoporosis.  El mecanismo de acción de este grupo de medicamentos se basa en una disminución de la resorción ósea, proceso por el que se destruye y remodela el tejido óseo llevado a cabo por los osteoclastos.

Si existiera un baremo para determinar qué comprimidos son más fáciles y más difíciles de administrar, sin lugar a dudas los bifosfonatos coparían los dos extremos. El por qué de esta afirmación es muy sencillo, su administración en lo que a frecuencia se refiere, es muy fácil, ya que la mayoría requieren o bien de una sola administración semanal o incluso mensual. Ahora bien, el problema surge en las condiciones en el momento de la administración ya que son fármacos más papistas que el Papa, os las resumo:

  • Debido a su reactividad se deben tomar en ayunas, al menos seis horas después de haber consumido otros alimentos, con un vaso (min 200ml) de agua de grifo, es decir no mineral o de mineralización débil.
  • Permanecer erguido, de pie en unos casos o sentado con la espalda recta, al menos treinta minutos. (Esto se hace para prevenir algunos efectos gastrointestinales indeseables).
  • No comer ni beber nada al menos treinta minutos o una hora tras la administración del fármaco.
  • Hay que tratar de tomarlo siempre el día elegido exactamente, esto origina problemas de olvido dada su frecuencia de administración. Si olvidas tomarlo, tómalo en cuanto puedas cumplir las condiciones de administración, y después sigue con la rutina originalmente elegida.

Estas normas de administración son generales, consulta en tu farmacia cualquier duda que surja.

Los bifosfonatos orales más prescritos y dispensados en Farmacias son el ácido Alendrónico, ácido Ibandrónico y ácido Risedrónico.

Uso de bifosfonatos y fracturas atípicas del fémur…

Sin lugar a dudas el principal revés que sufrió este grupo de medicamentos fue una alerta en 2011 por su posible y ojo me repito, digo posible relación con algunos casos de fractura atípica bilateral de fémur.  A pesar de la alerta, la AEMPS resalta que el balance beneficio riesgo del uso de bifosfonatos es más que favorable, aún así, es conveniente recalcar estos riesgos en sus fichas sanitarias.

El mecanismo por el cual se produce esta relación fractura atípica-bifosfonato no está del todo determinado, lo que sí es evidente que el riesgo aumenta en tratamientos prolongados, aunque cita la AEMPS la frecuencia es muy baja, tan solo una de cada 100 fracturas femorales en pacientes tratados con bifosfonatos, podrían estar relacionados con el uso de este grupo de medicamentos.

Para tranquilidad de los pacientes tratados con bifosfonatos, la AMP recalca su eficacia, seguridad y la muy baja incidencia de esta reacción adversa, además, hay que resaltar que los pacientes diagnosticados de osteoporosis son examinados periódicamente por su médico y evidentemente, él  decidirá cómo ir pautando dicho tratamiento.

Recuerda que puedes seguirnos también a través de nuestras Redes Sociales:FacebookTwitterInstagram

Si tienes dudas… puedes hacernos cualquier consulta sobre este u otro tema   ;)y si este artículo te ha parecido interesante, compártelo a través de tus Redes Sociales.

Autor

Lalo Gastalver

Farmacéutico Comunitario

Lalo Gastalver es Licenciado en Farmacia y Máster en Marketing Farmacéutico. Mi inquietud por el mundo de la Farmacia me viene desde muy pequeño, mi padre Fernando y mi abuelo Jaime dedicaron su vida a esta bella profesión que llevo desarrollando desde el año 2003 en Fuengirola Málaga. Mi madre me dice que no soy farmacéutico, que soy Boticario como lo fue mi padre. Ahora os preguntaréis ¿Qué diferencia hay? Pues muchas, me encanta escuchar a los pacientes, resolver todas sus dudas, charlar con esos abuelos que te buscan más por conversar un rato que por la dispensación en sí, ayudar a dejar de fumar, a adelgazar y a todo lo que mi formación me permita.

Dejar un comentario

Tu email no será publicado. Campos requeridos *

*