¿Es segura la vacuna del sarampión…? Evidentemente sí…

He decidido dar respuesta a la pregunta en el mismo título, para que les quede muy claro a todas aquellas personas que no les apetezca leer este post. Es imposible concebir una sociedad moderna con creencias que pueden llegar a estar a la altura de quienes defienden guerras por motivos religiosos, a curanderos que prometen curar la homosexualidad o a los que en una secta fomentan un suicidio masivo convenciendo a sus feligreses  que una nave espacial vendrá después a recogerlos para llevarlos a otro planeta mejor paradisíaco.


El virus del sarampión pertenece al género Morbillivirus de la familia Paramixoviridae, un virus y una enfermedad que hace unos años en países desarrollados ya teníamos olvidada y erradicada. Pero en una sociedad cada vez más globalizada y con los movimientos antivacunas a la orden del día, está habiendo un repunte preocupante de casos de sarampión en este último año. Y sí es preocupante, ya que  el sarampión no está erradicado a nivel mundial y es muy contagioso. Además no es una enfermedad leve, si no que se lo expliquen a los países subdesarrollados que no disponen de los medios adecuados para combatirlo.

Gracias a la vacunación, se estima que las defunciones por sarampión a nivel mundial han descendido en un 80%, pasando de aproximadamente 550000 en el año 2000 a unos 110000 en el año 2017. Los estudios establecen que gracias a la vacuna del sarampión, se han evitado más de 20 millones de defunciones desde el año 2000, aproximadamente 1 millón por años, además la mayoría hubieran sido niños, que es el grupo de población más vulnerable.

 En 2018 y 2019 salta la alarma.

UNICEF advierte que en al año 2018 98 países por primera vez en este siglo, registran más casos de sarampión que en el año anterior. Y si nos centramos en el presente, en el 2019, los datos empeoran y no solo en países subdesarrollados. De hecho, en EEUU en lo que llevamos de 2019 se han registrado más casos de sarampión que en los últimos 18 años, una enfermedad que se había oficialmente erradicado. Estos rebrotes se han producido también en otros países europeos como Francia nuestro país vecino, Italia, Grecia… Y si nos vamos a Ucrania las cifras se disparan a más de 50000 casos en el último año.

El Sarampión puede complicarse.

En la mayoría de los casos el sarampión cursa con fiebre, malestar, dolor en ojos, tos y las clásicas erupciones cutáneas. Normalmente es una enfermedad que con reposo, tratamiento y los cuidados pertinentes remite a la semana aproximadamente. El problema, es que estos síntomas pueden complicarse y desembocar en complicaciones  que pueden ser mortales como meningitis, neumonía y encefalitis. Recordad que he comentado que se estima que gracias a la vacunación se salvan al año casi 1 millón de vidas en todo el mundo, cifras que hay que tener en cuenta.

Sarampión una enfermedad muy contagiosa…

Aunque la inmunidad de grupo genere protección a personas no vacunadas, el sarampión es muy contagioso. Además de por contacto directo, puede transmitirse por el aire, de hecho el virus en aire y superficies infectadas puede ser contagioso durante periodos desde hasta 2 horas. Además puede ser transmitido por un individuo infectado desde 4 días antes, hasta 4 días después de la aparición de los exantemas. Haceros una idea de lo que  un niño infectado puede liar en una clase o un colegio si no existiera la vacunación.

Rubeola, otra complicación añadida…

Un padre o una madre que decide no vacunar a su hijo de sarampión, debe saber que probablemente a su hijo no se le haya administrado la triple vírica. Vacuna que ofrece inmunidad frente a sarampión, paperas y rubeola.

Las paperas pueden producir también complicaciones que van desde orquitis, ovaritis y mastitis a sordera, meningitis y encefalitis.

La rubeola también puede ser responsable de otras complicaciones a tener en cuenta, como artritis y encefalitis, esto último puede producirse un 1 de cada 6000 casos. Además una mujer embarazada que contrae rubeola, corre el riesgo de transmitir la enfermedad al feto a través de la placenta, corriendo el riesgo el recién nacido de padecer cataratas, sordera, problemas cardiacos y alteraciones mentales.

Cuando piensas que eso pasa en otras partes del mundo, que a ti te pilla lejos desde tu cómodo asiento mientras ves una serie o consultas tus RRSS en tu Smartphone, debes saber que Francia, nuestro país vecino también ha sufrido un importante brote de esta enfermedad en este último año. Si has decidido no vacunar a tus hijos, debes saber que en algunas enfermedades se están reduciendo esa inmunidad de grupo de la que gozaban y estás poniendo en riesgo su salud y la de los que les rodean.

Recuerda que puedes seguirnos también a través de nuestras Redes Sociales: FacebookTwitter e Instagram.

Si tienes dudas… puedes hacernos cualquier consulta sobre este u otro tema y si este artículo te ha parecido interesante, compártelo a través de tus Redes Sociales.

Autor

Lalo Gastalver

Farmacéutico Comunitario

Lalo Gastalver es Licenciado en Farmacia y Máster en Marketing Farmacéutico. Mi inquietud por el mundo de la Farmacia me viene desde muy pequeño, mi padre Fernando y mi abuelo Jaime dedicaron su vida a esta bella profesión que llevo desarrollando desde el año 2003 en Fuengirola Málaga. Mi madre me dice que no soy farmacéutico, que soy Boticario como lo fue mi padre. Ahora os preguntaréis ¿Qué diferencia hay? Pues muchas, me encanta escuchar a los pacientes, resolver todas sus dudas, charlar con esos abuelos que te buscan más por conversar un rato que por la dispensación en sí, ayudar a dejar de fumar, a adelgazar y a todo lo que mi formación me permita.

Dejar un comentario

Tu email no será publicado. Campos requeridos *

*