Algunos trucos para mantener tu bronceado después del verano….

En tu farmacia de confianza dispones de nutricosméticos que se administran por vía oral y actúan desde las capas más profundas de la piel.  Son un complemento que en tu kit de belleza no debe faltar, ya que llegan donde otros no llegan. Complementos que colaborarán no solo a que consigamos un bronceado más intenso y duradero, sino también a que nuestra piel esté más protegida frente al daño solar.


Los nutricosméticos contienen normalmente micronutrientes que nuestra piel necesita para gozar de una salud óptima y antioxidantes. Estos últimos neutralizan los radicales libres, que son los principales responsables del daño celular y de que aparezcan de forma prematura los signos y síntomas del envejecimiento… como arrugas, ojeras, pérdida de firmeza…

Si consultas con tu farmacéutico, verás que en tu farmacia dispones de una amplia gama de nutricosméticos que pueden ayudarte a conseguir en verano un bronceado más intenso y duradero, además de proporcionarte una piel más resistente al daño solar y al fotoenvegecimiento. Vamos a aclarar algunos puntos sobre esto:

Radicales Libres:

Los radicales libres son moléculas muy reactivas que oxidan estructuras biológicas, reacción que conocemos como estrés oxidativo, que es el principal responsable del envejecimiento y del daño celular.

El principal problema, es que los radicales libres están por todas partes. Nuestro propio metabolismo los genera cuando comemos, respiramos, hacemos ejercicio, ante situaciones de estrés… Además hay multitud de factores externos que los generan, como la contaminación, el tabaco, radiación solar, ciertos aditivos de alimentos procesados, pesticidas…

Vitaminas y minerales:

Los antioxidantes combaten el estrés oxidativo proporcionando estabilidad a estos radicales, evitando así que reaccionen con las moléculas que dañan. Algunos de los antioxidantes más empleados en nutricosmética son vitaminas principalmente  Vitamina E, Vitamina C, … Y minerales como el cobre, el zinc principalmente…

Betacarotenos:

Los betacarotenos los encontramos como uno de los activos principales en nutricosméticos diseñados para contribuir a un bronceado más uniforme, intenso y duradero, ya que al igual que otros carotenoides estimulan la síntesis de melanina. Los Betacarotenos son  pigmentos orgánicos presentes en frutas y verduras, que una vez ingeridas en la dieta, son transformadas en Vitamina A en la mucosa del intestino delgado, vitamina que es vital para que nuestra piel goce de buena salud, además los betacarotenos tienen un elevado poder antioxidante.

Como acabamos de comentar, podemos encontrar una amplia gama de complejos vitamínicos en Farmacias, pero también los encontramos en un sin fin de alimentos, como las zanahorias, las espinacas, la remolacha, la col rizada, el perejil, la calabaza, las endivias, el melón, la lechuga, el tomate, los espárragos y en menor proporción la manzana, la sandía y las mandarinas…

Complejos con betacarotenos, no están indicados en personas propensas a manchas o hiperpigmentación, mucho cuidado con esto.

Licopenos:

Los Licopenos, son otro de los activos que encontramos con bastante frecuencia en nutricosméticos diseñados para mejorar la resistencia de nuestra piel al daño solar. Son  los responsables del pigmento color rojo que poseen muchas frutas y verduras, como el tomate, sandía, pomelos rosados, albaricoques…

Al igual que los Betacarotenos, los Licopenos son carotenoides que tienen un elevado poder antioxidante, siendo esto esta una de las claves de los usos que se le están dando en dermofarmacia. Están indicados en pieles con tendencia a alergias solares, pacientes en tratamiento con medicamentos con riesgo de problemas de fotosensibilidad, prevención del fotoenvegecimiento prematuro…

El bronceado y la alimentación…

Una buena alimentación, además de contribuir a conseguir un estado de salud óptimo, nos va a ayudar a conseguir un mejor aspecto físico. Desde evitar la obesidad, tener unas uñas y pelos más fuertes, además de una piel más tersa y resistente.

Gracias a su poder antioxidante, una dieta rica en Vitaminas A, B y C, va a jugar un papel determinante en la salud de nuestra piel. La presencia de antioxidantes en nuestra rutina diaria, nos va a proporcionar una piel más resistente al daño solar. Nuestra piel será más resistente a padecer los típicos daños del fotoenvejecimiento como arrugas, manchas, piel seca… además conseguirás un bronceado más uniforme y duradero.

La vitamina A interviene en la síntesis de melanina, que es el pigmento responsable de dar una coloración más oscura a nuestra piel. Recordad que los betacarotenos son los principales precursores de Vitamina A, de ahí que estén tan presentes en nutricosméticos diseñados para mejorar la calidad del bronceado.

Es importante utilizar un filtro solar sobre la piel, ya que estos si tienen la capacidad de absorber la Radiación UV. Con el empleo de antioxidantes conseguiremos una piel más resistente al daño solar ya que repararán el daño provocado por aquella parte de la radiación no absorbida o reflejada por los filtros que aplicamos sobre la piel.

Algunos consejos cosméticos para mantener tu bronceado…

Si quieres mejorar la calidad y durabilidad de tu bronceado, es importante durante el verano cuides tu piel correctamente.

Toma el sol con cabeza, evita largas exposiciones y las horas de mayor intensidad, aproximadamente entre las 12 y las 16 horas. Además usa una protección solar cada día adecuada a tu fototipo de piel.

Todavía hay personas que creen que el falso mito que con protección solar no te pones moreno. Es falso, con un protector solar, tu piel estará más protegida y tu bronceado lo conseguirás de forma más pausada, más uniforme, más saludable y más duradero. Además evitarás manchas y otros problemas relacionados con el fotoenvejecimiento y la Radiacón UVA, UVB e Infraroja.

Hidrata tu piel con frecuencia, si este paso es importante durante todo el año, más aún lo es en verano. Bebe agua, usa tu crema hidratante cada día, incluye un after sun o una crema corporal y facial después de cada sesión de sol. Tendrás una piel más sana y más resistente al daño solar.

Consulta con tu Farmacéutico o Farmacéutica para que te asesoré sobre la posibilidad de tomar algún complemento con poder antioxidante, vitaminas, licopeno, betacarotenos… con el que podrás beneficiarte de todas las propiedades mencionadas al inicio del artículo.

Evita cuando te duche el agua muy caliente, si está templada o fresca mucho mejor, ya que el agua caliente reseca más la piel favoreciendo la deshidratación.

Usa de forma correcta exfoliantes o peelings no agresivos. Eliminarás células muertas y favorecerás la renovación celular. Con este paso gozarás de una pile más saludable, más sana y esto se verá reflejado en la calidad y durabilidad de tu bronceado.

#farmaconsejosolar

Recuerda que puedes seguirnos también a través de nuestras Redes Sociales: FacebookTwitter e Instagram.

Si tienes dudas… puedes hacernos cualquier consulta sobre este u otro tema y si este artículo te ha parecido interesante, compártelo a través de tus Redes Sociales.

Autor

Lalo Gastalver

Farmacéutico Comunitario

Lalo Gastalver es Licenciado en Farmacia y Máster en Marketing Farmacéutico. Mi inquietud por el mundo de la Farmacia me viene desde muy pequeño, mi padre Fernando y mi abuelo Jaime dedicaron su vida a esta bella profesión que llevo desarrollando desde el año 2003 en Fuengirola Málaga. Mi madre me dice que no soy farmacéutico, que soy Boticario como lo fue mi padre. Ahora os preguntaréis ¿Qué diferencia hay? Pues muchas, me encanta escuchar a los pacientes, resolver todas sus dudas, charlar con esos abuelos que te buscan más por conversar un rato que por la dispensación en sí, ayudar a dejar de fumar, a adelgazar y a todo lo que mi formación me permita.

Dejar un comentario

Tu email no será publicado. Campos requeridos *

*