Interacciones entre Medicamentos… Parte I

Los prospectos de los medicamentos son eternos e infumables, están diseñados al más puro estilo de un  papiro interminable con varios siglos de antigüedad… Creo que el libro de la historia interminable se inspiró en el prospecto del Dabigatrán. De hecho, una vez que los abres, es prácticamente imposible volver a plegarlos tal y como venían de fábrica. No hay que desesperarse, esto es normal, ya que por muy pequeña que sea la probabilidad de interacción, de reacción adversa o cualquier detalle por mínimo que parezca, el laboratorio siempre estará obligado a incluirlo en el prospecto, por esto, para no liar a los pacientes es conveniente acudir a la farmacia ante cualquier duda que surja.


Como sabemos que sois muy curiosos, que os gusta estar al día en todo y que el tiempo es oro, vamos a tener un  “detallazo´´ con nuestros lectores. Vamos a escribir periódicamente artículos con las interacciones más significativas o curiosas entre los medicamentos de más consumo.

Ya no me enrollo más y voy al grano…  y damos pie a nuestro primer post sobre… Interacciones entre medicamentos:

Ibuprofeno: El Ibuprofeno sin lugar a dudas es uno de los antiinflamatorios más prescritos por los médicos y dispensados en Farmacias. Este medicamento  puede reducir el efecto de betabloqueantes (bisoprolol, atenolol, propranolol…). Los betabloqueantes son medicamentos utilizados en el tratamiento y prevención de la angina de pecho, arritmias, hipertensión arterial…

El Ibuprofeno también potencia el efecto gastrolesivo en combinación con otros AINES (dexketoprofeno, AAS, naproxeno, diclofenaco…), así que ni se te ocurra mezclar antiinflamatorios.

Además  este antiinflamatorio puede reducir también el efecto hipoglucemiante de la insulina, así que precaución en diabéticos. El ibuprofeno también puede potenciar el riesgo de padecer hemorragias en pacientes que estén tratados con anticoagulantes orales.

Paracetamol: Sin lugar a dudas por su seguridad y eficacia es el analgésico y antipirético estrella, tanto en adultos como en pediatría. Pero ojito si vas a beber unas copas, primero por tu propia salud bebe con moderación, y segundo el consumo de alcohol y paracetamol combinado puede potenciar la hepatotoxicidad de ambos.

Bisacodilo: Es uno de los muchos laxantes que podemos adquirir sin recetas en farmacias. Anunciado en TV y fiel compañero en esos momentos en los que no todo lo que entra sale con la regularidad que debiera. Debéis saber que su absorción y su toxicidad puede verse aumentada por el consumo de leche y antiulcerosos del tipo omeprazol, lansoprazol, ranitidina, famotidina…. Se aconseja espaciarlos al menos dos horas.

Frenadol: El frenadol un antigripal del que se dispensan innumerables cajas al año en épocas de gripes y resfriados. Debes saber que no debe administrarse junto con medicamentos antidepresivos (inhibidores de las monoaminoxidasas), ni depresores del Sistema Nervioso Central (sedantes, tranquilizantes, hipnóticos…).

Dextrometorfano: Es el principio activo que contienen muchos de los jarabes para la tos. Debes saber que no debe administrarse junto a bebidas alcohólicas, ni con naranja amarga o zumo de pomelo porque pueden potenciar los efectos adversos del dextrometorfano.

Dormidina: La famosa dormidina que tomada media horita antes de ir a la cama te puede ayudar a conciliar el sueño. Este medicamento no debes mezclarlo con alcohol y su acción puede verse aumentada en combinación con algunos antidepresivos. También debes saber que está contraindicada en asmáticos y si te vas a hacer las pruebas de la alergia no la tomes al menos tres días antes, ya que puede dar error.

Almax: Es un antiácido que actúa neutralizando el exceso de ácido en el estómago. Este grupo de medicamentos puede alterar la velocidad de absorción y efecto terapéutico de otros medicamentos, así que se aconseja espaciarlo al menos 2 o 3 horas de otros tratamientos.

Rhinovin: Los famosos descongestivos no deben administrarse más de 7 días consecutivos ya que pueden provocar un efecto rebote que cursa con inflamación del epitelio endonasal, congestión y empeoramiento de los síntomas. Además debes saber que combinado con algunos antidepresivos (IMAO) pueden producir un aumento de la presión arterial.

Fluimucil:El uso de mucolíticos junto con antitusivos, puede producir un acúmulo de moco fluidificado, dificultar su expulsión  y darnos algún que otro susto. Además debe espaciarse al menos dos horas de complejos con hierro y calcio.

Recuerda que puedes seguirnos también a través de nuestras Redes Sociales :Facebook,Twitter e Instagram 

Si tienes dudas… puedes hacernos cualquier consulta sobre este u otro tema     y si este artículo te ha parecido interesante, compártelo a través de tus Redes Sociales.

Autor

Lalo Gastalver

Farmacéutico Comunitario

Lalo Gastalver es Licenciado en Farmacia y Máster en Marketing Farmacéutico. Mi inquietud por el mundo de la Farmacia me viene desde muy pequeño, mi padre Fernando y mi abuelo Jaime dedicaron su vida a esta bella profesión que llevo desarrollando desde el año 2003 en Fuengirola Málaga. Mi madre me dice que no soy farmacéutico, que soy Boticario como lo fue mi padre. Ahora os preguntaréis ¿Qué diferencia hay? Pues muchas, me encanta escuchar a los pacientes, resolver todas sus dudas, charlar con esos abuelos que te buscan más por conversar un rato que por la dispensación en sí, ayudar a dejar de fumar, a adelgazar y a todo lo que mi formación me permita.

Dejar un comentario

Tu email no será publicado. Campos requeridos *

*