Ojeras y Hemoal… desmontamos el mito

Uno de los primeros bulos que escuche cuando empece a trabajar como farmacéutico fue el de las ojeras y su tratamiento con la pomada para el alivio sintomático del dolor, picor o escozor asociado a hemorroides, hemoal. Así que aunque solo sea por esa morriña de juventud vamos a desmontarlo ¿Hace?



Lo primero que debemos saber es que la piel del contorno de los ojos es una piel, digamos que algo más especial a la del resto del rostro. Se trata de una piel mucho más fina, que además es una zona que cuenta con muy pocas glándulas sebáceas y se encuentra muy vascularizada.

En esta zona, al ser más fina, encontramos menos cantidad de fibras de colágeno y elastina…y para colmo, es una zona donde hay muchos músculos muy activos debidos a los continuos movimientos de los ojos.

Todas estas circunstancias van a colaborar a que sea una zona muy proclive a sufrir arrugas tipo estáticas y también dinámicas o de expresión. Además y para terminar de rizar el rizo en esta zona tan «especial» os contaré que en la zona del globo ocular entre los músculos y huesos se encuentran unos depósitos de grasa… debido a varios factores como la edad principalmente, la obesidad o el sobrepeso, retención de líquidos, esos acúmulos de grasa sobresalen y se producen las llamadas bolsas.

Pero el problema que hoy nos inquieta son las ojeras, que son alteraciones de la coloración de la piel del contorno de los ojos, y que además pueden ser debidas bien debido a una producción excesiva de melanina o bien debido a la dilatación de los capilares próximos a la superficie de la piel. Por eso encontramos dos tipos diferentes:

  • Ojeras Vasculares o circulatorias: En este caso tienen un color violáceo-azulado y se deben a una vasodilatación de los capilares de esa zona… recuerda que además era una zona de piel mucho más fina por lo que es más fácil que esos capilares se vean.
  • Ojeras Marrones o pigmentarias: Aquí el color de la ojera es marrón, y en este caso el causante es la melanina, y claro se verán intensificadas debido a la radiación solar

¿Qué es Hemoal?

Hemoal es una pomada rectal indicada para el alivio sintomático del dolor, picor o escozor asociado a hemorroides. Que incluye en su formula dos activos:

  • Benzocaína: Qué llevará 30 miligramos si es Hemoal, o 60 miligramos si es Hemoal Forte. La Benzocaína es un anestésico local, que aplicado de forma tópica, alivia el dolor que esta asociado a la hemorroide.
  • Efedrina: Que se trata de un medicamento con actividad simpaticomimético de acción mixta, que resumiendo mucho lo que hace es producir una importante  vasoconstricción temporal de los vasos que nutren piel y mucosas.

Generalmente tras un bulo o una leyenda urbana, como esta, siempre hay algún elemento más o menos «real» que es el que justifica y sobre el que se basa la leyenda o el bulo. En este caso el elemento que justifica la leyenda del hemoal y las ojeras es la Efedrina y su efecto vaso constrictor… pero vamos a desmontar la leyenda y a explicar por que no deberías de hacer esto del hemoal.

¿Desmontamos el mito?

  1. El más importante por el riesgo… La Benzocaína es un fármaco de los que se llama fotosensibilizantes, es decir que pueden causar reacciones de  fotosensibilización inducida por medicamentos. Se trata de una reacción cutánea exagerada, y se produce porque nuestra piel reacciona por la interacción entre una medicamento ( puede ser un principio activo o un excipiente) y la radiación UV que recibimos del Sol. Y además se produce tras una exposición al Sol que en condiciones normales sería inocuas. Las manifestaciones clínicas más comunes son quemaduras a pesar de una exposición corta, rash cutáneo, urticaria… manifestaciones que la mayoría de las veces son confundidas con quemaduras o alergias solares.
  2. Como has visto un poco más arriba no todas las ojeras son iguales, en cualquier caso, sería un remedio para las ojeras vasculares que son las que tienen una implicación circulatoria y donde esa Benzocaína haría efecto.
  3. La forma farmacéutica pomada, es capaz deliberar una mayor cantidad de activo… en este caso de Benzocaína por lo que el riesgo de sufrir la reacción de fotosensibilización aumenta, si no que además debes saber que una sobredosificación de preparados de benzocaína puede producir metahemoglobinemia, caracterizada por
    la coloración azul de piel y mucosas… OMG!!!
  4. La Textura… anda que andamos siempre preocupados buscando cosméticos que se absorban correctamente, que no dejen residuos, no piquen los ojos y tengan el pH adecuado… y resulta que nos vamos a poner una pomada a base de vaselina pura con nula cosmeticidad.
  5. Mi última razón… la definitiva… ¿cómo te vas a poner en el ojo lo que es para el culo?… si es que es de pura lógica. Además como tengas poca maña y se te meta algo de pomada en el ojo… créeme lo vas a flipar.

En fin… no hagas caso de bulos o leyendas urbanas sobre cuestiones de salud o medicamentos… por que no es una tontería ya que pueden ser perjudiciales para tu salud o la de los tuyos. Si tienes alguna duda recuerda que tiene un farmacéutico prácticamente en cada esquina que te va a ofrecer el mejor consejo.

Te dejo también el enlace hacia la web del Decálogo de Información sobre medicamentos en redes sociales, elaborado por el Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos y Salud sin Bulo, iniciativa de la que tengo el placer de participar.

Recuerda que puedes seguirnos también a través de nuestras Redes Sociales:FacebookTwitter e Instagram

Si tienes dudas… puedes hacernos cualquier consulta sobre este u otro tema    y si este artículo te ha parecido interesante, compártelo a través de tus Redes Sociales.