Es cierto que puede ganar peso al dejar de fumar ¿Y qué?

Dejar de fumar puede ser una de las mejores decisiones que puedes tomar en tu vida… eso debes tenerlo claro… clarinete. Sin embargo muchos fumadores se autoimponen un montón de «peros»… entre ellos el ganar peso… y si, es posible que ganes algo de peso… pero el beneficio que vas a conseguir lo compensa, verdad?



La tendencia es que si… que al dejar el fumar ganes algún kilo que otro… ¿sabes el porqué? En un Meta-análisis realizado por la revista British Medical Journal, que incluía 62 estudios, se llegaba a la conclusión de que la ganancia de peso al abandonar el tabaco era alrededor de 4,7 kg.

La mayoría piensan que es debido a un aumento del apetito o más bien de un aumento del picoteo…¿tú también? Bueno pues es cierto pero solo a medias… Las cuatro principales razones por las que engordamos son:

  • Dejamos de introducir Nicotina: La Nicotina tiene un efecto anorexigénico, esto quiere decir que disminuye el apetito. De tal manera que al dejar el tabaco y por tanto la nicotina, dejaremos de sufrir ese efecto anorexigénico y claro, nuestro apetito aumenta.
  • Disminución de la Termogenesis: Seguro que has escuchado que el metabolismo en los fumadores esta aumentado… pues es cierto, la nicotina hace que el gasto calórico se encuentre aumentado, alrededor de un 6%, esto quiere decir que por regla general vamos a quemar un 6% más de calorías… así cuando no fumamos la Termogenesis esta disminuida y por tanto dejamos de consumir ese 6% extra de kilocalorías.
  • Mejoramos el gusto y el olfato, la comida nos va a saber mucho mejor, y claro… más ganas de comer.
  • El estrés al que nuestro cuerpo se ve sometido en la deshabituación tabáquica, colabora en que comamos más, e incluso que caigamos en sustituir un cigarrillo por «picoteo».

Estos son los culpables… eso si, tienes que tener en cuenta que si eres fumador, no habrá nada mejor que puedas hacer que dejar el tabaco… además para que ganes menos kilos, puedes seguir unos consejos:

  • Ejercicio físico: Es lo principal, el ejercicio físico sera tu principal aliado, no solo para ayudarte a quemar ese exceso de Kilocalorias que dejas de consumir al no fumar… también para combatir el estrés que nos produce el proceso de desabituación tabáquica ya que te pondrás a tope de endorfinas eliminando ese nerviosismo que te incita a fumar.
  • Bebe agua… es una de las mejores recomendaciones en el proceso de deshabituación tabáquica… lleva siempre contigo una botella pequeña de agua, con ella vas a combatir tanto el picoteo como el «craving» de tabaco (ese momento desesperante en el que te fumarias un cigarro sin dudarlo…que solo dura 30 segundos). Si llevas contigo la botella pequeñita de agua, cada vez que tengas ganas de picar (o de fumar), un sorbito de agua.
  •  Terapias de deshabituación tabáquica con Nicotina,  diversos estudios han concluido que con el uso de nicotina en parches o chicles, la ganancia de peso es mucho menor o nula.

Sigue estos consejos, y no te preocupes… te lo volvemos a repetir, dejar de fumar es lo mejor que puedes hacer… seguro que después esos kilos te los quitas!!!

Recuerdas que puedes seguirnos también a través de nuestras Redes Sociales:FacebookTwitter e Instagram

Si tienes dudas… puedes hacernos cualquier consulta sobre este u otro tema   😉 y si este artículo te ha parecido interesante, compártelo a través de tus Redes Sociales.