Lo que debes saber sobre Espididol, un Ibuprofeno en pastillas con Arginina…

Un medicamento es algo más que un principio activo, ya que en su formulación encontramos otros componentes, los excipientes, que como principal función tienen la de ayudar en la formulación, conservación y/o administración del medicamento. Además, estos excipientes carecen de actividad farmacológica, es decir, no ejercen ningún tipo de acción ni efecto sobre los síntomas de la enfermedad o del problema que se quiere tratar, aunque los hay que sí influyen en la eficacia del fármaco colaborando en una acción farmacológica más rápida, o por el contrario más lenta y pausada o incluso que el medicamento tenga mayor selectividad por una zona concreta del organismo.


Espididol un Ibuprofeno con Arginina…

En este caso además de recalcar el principio activo de Espididol, que es ibuprofeno, también exponemos uno de sus excipientes, la Arginina. La arginina es un aminoácido que aumenta la solubilidad del ibuprofeno, lo que implica que un inicio más rápido del efecto analgésico. Hay estudios que concluyen que puede aumentar la solubilidad de este hasta tres veces más, proporcionando una acción farmacológica más rápida.

Para que visualicéis mejor esto último que os comento, se pasa de 1-3 horas de media necesarios para que el ibuprofeno solo alcance la concentración máxima en el torrente sanguíneo, a 30 minutos para la formulación ibuprofeno-arginina. Aspecto muy importante a tener en cuenta en casos de dolor agudo en los que se precisa mayor rapidez en el efecto analgésico.

Un ibuprofeno de 400 mg…

Espididol es un ibuprofeno de 400 mg que no requiere de prescripción médica. Conviene recordar que dosis de 400mg de Ibuprofeno han resultado ser prácticamente iguales de efectivas en acción y poder analgésico que las de 600mg, por lo que en el uso de Ibuprofeno se refiere nos vale la frase aquella de “menos es más”. Además, son dosis mucho más seguras, ya que la revisión concluye que NO se asocia a ningún incremento de riesgo cardiovascular con dosis de ibuprofeno de hasta 1.200 mg/día, es decir, 400 mg cada 8 horas.

Dosis de 400mg de Ibuprofeno, son mucho más seguras que de 600 mg y prácticamente iguales de eficaces para tratar el dolor ocasional... Clic para tuitear

¿Cómo se toma Espididol?

Espididol está indicado en adultos y adolescentes de más de 12 años, puediendo tomarse cada 6 u 8 horas hasta un máximo de tres comprimidos al día.

Pacientes con más de 65 años o algún problema renal, cardiaco o hepático, es conveniente que previamente consulten con el médico.

¿Embarazo y lactancia…?

Espididol está totalmente contraindicado durante el tercer trimestre de embarazo, además durante el primero y segundo solo debe ser utilizado bajo estricto criterio médico.

En el caso de lactancia, como no se conocen efectos indeseables en el lactante, no suele ser necesario interrumpir la lactancia durante el uso a corto plazo a las dosis recomendadas.

El Ibuprofeno y la fertilidad en la mujer…

El uso de ibuprofeno puede alterar la fertilidad femenina y no se recomienda en mujeres que están intentando concebir. En mujeres con dificultades para concebir o que están siendo sometidas a una investigación de fertilidad, se debería considerar la suspensión de este medicamento.

Una recomendación…

Si el dolor se mantiene 5 días en adultos, 3 en adolescentes o empeora, acuda a su médico.

Recuerda que puedes seguirnos también a través de nuestras Redes Sociales:FacebookTwitter e Instagram

Si tienes dudas… puedes hacernos cualquier consulta sobre este u otro tema    😉 y si este artículo te ha parecido interesante, compártelo a través de tus Redes Sociales.

Autor

Lalo Gastalver

Farmacéutico Comunitario

Lalo Gastalver es Licenciado en Farmacia y Máster en Marketing Farmacéutico. Mi inquietud por el mundo de la Farmacia me viene desde muy pequeño, mi padre Fernando y mi abuelo Jaime dedicaron su vida a esta bella profesión que llevo desarrollando desde el año 2003 en Fuengirola Málaga. Mi madre me dice que no soy farmacéutico, que soy Boticario como lo fue mi padre. Ahora os preguntaréis ¿Qué diferencia hay? Pues muchas, me encanta escuchar a los pacientes, resolver todas sus dudas, charlar con esos abuelos que te buscan más por conversar un rato que por la dispensación en sí, ayudar a dejar de fumar, a adelgazar y a todo lo que mi formación me permita.

Dejar un comentario

Tu email no será publicado. Campos requeridos *

*